.

jueves, 15 de junio de 2017

Mirando a Fondo / Morena sigue creciendo

Víctor González Avelar

ENTRADA.- Directo   y a la yugular del PRD se  tiro el que  fuera su dirigente nacional  y candidato a la presidencia de la república  en dos ocasiones, Andrés Manuel  López Obrador.

Durante su tercer  congreso nacional, Movimiento de Renovación Nacional MORENA acordó a propuesta del presidente nacional de ese  partido (donde el único que puede proponer es AMLO) que  jamás se alinearía con el PRD para las elecciones presidenciales de 2018, "pues no es un partido de izquierda, sino de mercenarios".

No conforme con llamar “mercenarios a sus antiguos colegas, les lanzo furibundo y sentenciador apotegma “Hay sumas que restan y eso sería si se permite que el PRD se sume a Morena”.

No conforme con lo ya dicho, López Obrador aseguró que el PRD es un partido con dirigentes y gobiernos corruptos, que compra votos, que reparte migajas, que trafica con la pobreza, que sólo es movido por el interés personal de sus líderes y que no lucha sinceramente por la transformación y siendo esto así, no se le puede considerar un partido de izquierda.

SOPA.- Ya encarrilado  siguió aporreando a sus viejos colegas: "Quienes se asocian y transan con la mafia del poder no son más que mercenarios y políticos oportunistas". Para ser de izquierda afirmó, “se requiere un profundo y sincero amor por el pueblo y ser honestos. Quien le da la espalda al que sufre y es corrupto, no es de izquierda" termino diciendo: “Con relación a los otros partidos políticos,  por mera congruencia no podemos marchar juntos Se refirió  al PRI, PAN, Verde, Movimiento Ciudadano, Encuentro Social y Nueva Alianza". Únicamente el PT entraría en un proyecto de unidad política con Morena.

PLATO FUERTE.- Aun con todas sus locuras, incongruencias bandazos políticos y desafortunadas declaraciones, es imposible dejar de reconocer que al  movimiento de Morena y el propio Andrés Manuel se  han convertido en la fuerza política a vencer  el 2018. Morena es el único partido con candidato ya destapado y que está  perfectamente organizado para el 2018.

Mientras eso sucede el  PAN sigue inmerso en el cerrado conflicto entre Margarita Zavala y Ricardo Anaya. Amos buscan la candidatura y  esa férrea  batalla acabara finalmente dividiéndolos y afrontar debilitados una elección de la magnitud del 2018.

La terrible división de las tribus perredistas seguramente les costara su participación como partido protagonista en el 18. Se trata de un partido en extinción que se está diluyendo  más rápido de lo que pudiéramos imaginar. El oxígeno que tomo en las elecciones de Edomx, no será suficiente para sobrevivir  hasta las elecciones del 2018. En pocos días veremos a muchos de sus dirigentes y militantes brincando como chapulín rumbo a Morena en donde piensan encontrar el calorcito de la nómina y la esperanza a la  postulación  de un cargos de elección popular.

El PRI se encuentra  aún en peores circunstancias. Su principal problema es que no tiene ningún candidato priista distinguido que haya sobresalido en la  opinión pública, que despierte interés, esperanzas o tenga la aceptación general de los propios priistas o los  electorado  en general.

Los secretarios de estado en el gabinete de Peña Nieto están muy  desgastados por el mismo ejercicio del poder y no se ve en los horizontes algún nuevo caudillo priista.

POSTRE.- Todas las circunstancias apuntan a que por primera vez en su larga historia política,  el PRI no  está en condiciones de ganar por sí solo  las alecciones en contra de Morena o del  PAN.

Siendo Morena el enemigo a vencer será forzoso de necesidad que los otros partidos hagan alianzas electorales y busquen el mejor aliado para contender. A la vista está muy claro que solos, ni el  PAN ni el PRI  podrían obtener  cada uno de ellos, los más de 16 millones de votos que necesitaran para vencer  a Morena.

DIGESTIVO. - Como se ven las cosas, el asunto se pone en verdad color de hormiga.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas