.

martes, 27 de junio de 2017

Las zonas económicas del sureste

Yamiri Rodríguez Madrid

La semana pasada se efectuó, por parte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la  Segunda Sesión Ordinaria de la Comisión Intersecretarial de Zonas Económicas Especiales (ZEEs), un tema que para la agenda económica veracruzana resulta prioritario, pues ahí se aprobaron los dictámenes de los estados de Chiapas, Michoacán, Guerrero, Yucatán, Oaxaca y, por supuesto, el nuestro.

Hoy se tiene  ya un avance considerable pues, además del marco institucional y la identificación de proyectos de infraestructura, se ve ya un progreso en la identificación de potenciales inversionistas, en el establecimiento de la ventanilla única de las ZEEs, así como la cooperación recibida de organismos multilaterales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para su implementación.

Empero, casi en paralelo, durante una reunión con integrantes de la Comisión para el Desarrollo Integral de la Región Sur-Sureste (CDIRSSE) de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), se hizo un llamado para recuperar los recursos presupuestales eliminados a proyectos de la región sur-sureste, como lo expuso el presidente de la Comisión de Asuntos Frontera Sur-Sureste, en la Cámara de Diputados, Enrique Zamora Morlet (PVEM).

Y es que la intención es que dichos recursos recortados al Fondo del Sur-Sureste (Fonsur) y al Fideicomiso para el Desarrollo Regional del Sur Sureste (Fidesur), se etiqueten en el presupuesto del 2018, pues en 2016 sí contempló 500 millones de pesos para apoyar a nueve estados de la República, entre estos el nuestro.

De ahí que pinte sumamente interesante la reunión que los gobernadores de la región sur-sureste sostendrán el próximo jueves 20, en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, donde se espera acuerden y soliciten la recuperación de recursos al Fonsur y Fidesur, proyectos que fortalecen el proceso de desarrollo y son complemento de la creación de las Zonas Económicas Especiales que se instalarán: la nuestra en el puerto de Coatzacoalcos.

En vía de mientras ya hay quienes como parte de los trabajos de las zonas, también urgen vincular y organizar a los pequeños productores cafetaleros para diseñar una agenda de trabajo de recuperación de plantíos y promoción con apoyo estatal y federal, además de que los estados que por tradición se han dedicado a la producción del café, como Veracruz, Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Puebla, diversifiquen sus actividades productivas.

Esperemos que pronto la Zona Económica de Veracruz sea una realidad ante una deprimida economía que nos atormenta.

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas