.

viernes, 9 de junio de 2017

¿Gobernabilidad con un Estado débil?

Fernando Schütte Elguero

El pueblo es como un metal maleable, y no con ello quiero usar el doble sentido, tristemente la maleabilidad se produce por una falta en la educación de nuestra gente. El no poder discernir se debe a que no se tuvo acceso a la educación de las ideas, a la abstracción fundada en el conocimiento previo de la idea primigenia, vaya sin rollos lo que pasa es que la conciencia del pueblo vive adormecida por la ignominia de que ha sido objeto, pero también a que los medios de comunicación así lo han decidido.

Hoy vemos un país que se nos va de las manos, donde la violencia se ha convertido en una cotidianidad repugnantemente, al punto en que ya ni siquiera es noticia, las pasadas elecciones no sé a usted, pero a mí me han dejado un muy mal sabor de boca. Si, me sabe a centavo y seguramente es por el cobre que salió a relucir de tordos los partidos, quienes deberían ser ejemplo, quienes pretenden gobernar para que prevalezca la legalidad, todos esos políticos que quieren ser gobernantes, todos se pasaron las leyes electorales por el arco del triunfo!!! No hubo un solo partido que no recurriera a las prácticas más sucias ¿y la gente sigue creyendo que si ganó uno o perdió el otro? Que difícil es poder creer que México puede estar mejor si quienes deberían encabezar el cambio, ¡no cambian!

Hace un momento me refería a la inseguridad y a la violencia y ambas tienen el mismo origen, ¡la corrupción!

Si para llegar a ser gobernante se requiere de hacer cosas ilegales, pues para algunos para tener dinero, hacer cosas ilegales es de lo más normal, de hecho la impunidad que hemos visto después de cada elección es idéntica a la impunidad por la inseguridad. La violencia por lo ya yo es un reflejo de nuestra sociedad en donde los valores son solo para las clases más adineradas, quienes practican la violencia, pero de manera más sutil.

El tejido social se ha venido descomponiendo día a día, el resentimiento crece, la incredulidad hacia quienes representan a la autoridad es casi absoluta, México da miedo, miedo salir a la calle, miedo de sus leyes y reglamentos que se han convertido en el instrumento de la corrupción, miedo de que en cualquier momento ¡estalle una violencia distinta a la que vemos todos los días!

Tamaulipas es un polvorín que está explotando, Veracruz, está por hacerlos así como Jalisco, Colima, Sonora y Michoacán, de Guerrero qué decir, acabaron con La Paz y la confianza. Cuando hablamos de gobernabilidad de verdad ¿hay quien crea que existe en nuestro país?

La gobernabilidad, la ejerce el Estado y hoy este, ¡está sumamente debilitado!

@fschutte

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas