.

lunes, 5 de junio de 2017

El debate equis / PRI y Morena refundarse o morir


J. Eleazar de Ávila

Y mientras esperamos datos más firmes en las elecciones 2017, el debate que vale la pena hoy, es el analizar lo que podría ser el posible no retorno del PRI o un escenario mejor: Gane o pierda, el Partido Revolucionario Institucional tiene que valorar la posibilidad de su refundación.

Y lo mismo vale para el Movimiento de Regeneración Nacional, cuyo titular ha gastado el discurso, al riesgo de que sus apotegmas se conviertan en un legado que es muy imposible de sostener.

No robar, no mentir, no traicionar en un mundo de humanos es mucho pedir y más aun, en un contexto de mexicanos donde lo que nos corre por las venas es la desconfianza.

Pero veamos, es evidente que en casi nueve décadas el PRI y sus cambios de nombre tienen que valorar su transformación. Nadie en conciencia debe escatimar la construcción de las instituciones que de las que hoy se goza y por ejemplo, aun con todos los defectos el sistema de salud nacional por mucho es mejor que el de la Unión Americana.

No obstante, el desgaste el poder les valió la salida en el  2000 y un regreso en el que sembraron las reformas políticas de mediano y largo plazo, sin embargo el fastidio social tricolor demanda el cambio de piel, que incluya,  revisión de estructuras y pirámide de control.

El ser el más institucional de los partidos les mete en un contrasentido de frenos que hoy no les sirven más. Necesitan quitarse las amarras, lo saben y eso les conviene a todos, hasta a las élites que por décadas han mutado de revolucionarios, a institucionales hasta llegar a una tecnocracia fatua que mucho estorba a México.

Pero en este tema tampoco se salvan los de Morena, cuya concentración del poder es aun peor, pues si bien los priístas tienen al Presidente, aun sin poder nacional la legión de Morena  todo gira en torno el Rey Sol de tabasco.

Andrés Manuel es un ícono y con ello se corre el riesgo de que en su futura natural ausencia, todo se caiga. Cierto es que hay una banda enorme de empresarios dispuestos a controlar todo desde el filtro financiero y en esa avaricia las cosas terminarán mal.

Poderosos que están al acecho de convertir a Morena en más de lo mismo con disfraz de socialistas redentores y esto ya es terrible. Un regreso y mezcla de los sesentas y ochentas de lo que fue el PRI.

En fin, todo por una praxis empresarial social que va por el gran botín nacional y que con demasiadas evidencias, es lo mismo que han realizado por décadas los priístas.

En este rapón del lunes, es además evidente que el fracaso de Acción Nacional debe pasar por enterrar el maniqueísmo verbal de sus élites y discurso. Ya vimos de lo que son capaces en 12 años y entiendo que la avaricia de sus liderazgos, es la misma que se repudia del PRI o Morena.

Total, ya avanza el  2018 y vamos estar muy pendientes que finalmente y en todos los órdenes de gobierno, es comprobable que los pueblos tienen los gobiernos que se merecen.

Correo: jeleazarmedia@gmail.com
Twitter.- @eldebateequis

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas