.

martes, 13 de junio de 2017

Cañazos / Inseguridad, principal problema interior de México

Arturo Bárcena Bazán

* Periodistas y policías en la mira de políticos y delincuentes

Segunda Parte

Diversas organizaciones internacionales, entre ellas la ONU, la Unión Europea, la OEA, consideran que México es uno de los países, si no es que el primero, más peligrosos para ejercer el periodismo.

En los últimos 17 años han sido asesinados 112 periodistas y de ellos el 97.7 por ciento ha quedado impune, sólo hay tres sentenciados de las 708 denuncias presentadas ante la PGR, entre  mayo de 2010 y diciembre de 2016, a las que hay que sumarle los homicidios, secuestros, atentados contra periodistas en este 2017..

Según datos del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en los 52 meses de gobierno de Enrique Peña Nieto, ha habido un total de 79 mil 394 homicidios dolosos, un promedio de 1,525 mensuales o sean 50.5 diarios.

En secuestros han ocurrido 5,694 en el mismo lapso, un promedio mensual de  109, es decir, 3.6 al día. A ellos hay que agregar los cientos que no son denunciados ante las autoridades, “porque es perder el tiempo”, dicen los afectados.

Tan solo en los últimos meses, en México han ocurrido los asesinatos del periodista sinaloense, fundador del Semanario Río Doce, Javier Valdez Cárdena;  en Chihuahua fue asesinada Miroslava  Breachen; en Poza Rica, Armando Arrieta Granados director de La Opinión; en Xalapa, Ricardo Moulin, reportero; Cecilio Pineda Brito, en Guerrero;  Maximino Rodríguez, en Baja California; Filiberto Álvarez, en Morelos.

Lesionados: María de Jesús Natalio, locutora de Ometepec, Guerrero, herida de gravedad; Israel Hernández herido en el puerto de Veracruz: la casa de Guadalupe Fuentes, fue baleada en la ciudad de Orizaba ,Veracruz.

Tan pronto se tiene conocimiento de los atentados  y amenazas a periodistas, los procuradores y fiscales estatales, los gobernadores, secretarios del gobierno federal e incluso el Presidente de la República, señalan que se dará con los responsables, que el delito no quedará impune. Sólo palabras y promesas incumplidas pues según datos oficiales el 97.7% de los delitos contra periodistas permanecen impunes. Con un rezago de 722 averiguaciones previas o carpetas de investigación contra comunicadores. Eso sí, existe una fiscalía con un nombre demasiado grande que contrasta con la pequeñez de sus resultados positivos. Indico se llama Fiscalía Especializada en Atención a Delitos Contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la PGR.

El Presidente Peña Nieto, en el Salón Adolfo López Mateos de la Residencia oficial de Los Pinos  presentó “un decálogo para hacer frente a los asesinatos de comunicadores” y ofreció “castigar a los asesinos”.

Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, expresó:”El crimen no puede silenciar a Medios”-

“Ni  uno más” expresó Luis María Aguilar, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
Y ya entrados en declaraciones, hasta AMLO  pidió “respeto al derecho a  la información y respeto a la vida”.

Bonitas declaraciones, impactan, han dado como resultado: 97.5% de casos contra periodistas en la impunidad.

EL CASO DE POLICIAS ASESINADOS

A los 5,694 secuestros denunciados ante ministerio público, federal o del orden común, , un promedio mensual de 109, es decir 3.6 por día, más los cientos que no son denunciados, se suman 26 mil 318 extorsiones, un promedio mensual del 506, que equivale a 16.8 diarios. Los ´policías no quedan exentos de atentados.

Allá por los años 1950-1960, policía era sinónimo de autoridad y respeto. Recuerdo a un comandante, Carlos Cañas Gallegos, que tuvo a su cargo la comandancia de la Primera Delegación, allá en la Plaza del Carmen. Era responsable del Barrio Universitario y de la zona de Tepito y colonia Morelos. Se ganó el respeto de los universitarios, sus policías eran guardianes reales del orden y eran respetados. En los actos de recibimiento del entonces ídolo del boxeo Raúl “Ratón” Macías, en el barrio bravo de Tepito, el saldo de la jornada era reportado de blanco.  Actualmente los policías y mandos superiores no son respetados, por lo contrario, son asesinados.

Hoy sabemos que en los últimos dos meses, cinco policías de Ecatepec, Estado de México, fueron asesinados el martes 31 de mayo pasado, fecha en que también fue ejecutado Gilberto Murillo Aguayo, director de Policía de Huejuquillas, Jalisco.

El viernes 9 de junio, dos policías fueron asesinados en Pachuca, Hidalgo, al frustrar el robo de un cajero automático.  Ese mismo día, un convoy de la policía estatal de Sonora, fue emboscado con disparos de armas de fuego, Un policía y seis sicarios fueron abatidos.

Paúl Hernández Cota, subdirector del Cereso del municipio de Los Cabos, Baja California Sur fue asesinado, esto ocurrió el pasado día 5.

El Secretario de Seguridad Pública, de Doctor Coss, Nuevo León, Francisco Leonidas Cruz, resultó gravemente herido en un atentado ocurrido en este mes.

Estos son algunos de los últimos asesinaos ocurridos contra policías en los dos últimos meses.
En la Ciudad de México, de enero a  mayo  de este año, son 201 policías lo que han sido atacados, lesionados o muertos, con arma blanca, con pistolas, y con cuernos de chivo, según datos proporcionados por Rebeca Peralta, vicepresidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF
En Michoacán el número de policías y altos mandos ejecutados en el actual sexenio asciende a alrededor de 50. Cifra parecida en Guerrero. No hay estado del país donde no haya ocurrido el asesinato de cuando menos tres policías en los últimos seis años.

Igual que como sucede con los miembros del gremio periodístico, el número de asesinos de policías detenidos es mínimo.

Esto es parte de la inseguridad que existe actualmente en el país, mientras las autoridades oficiales en voz de secretarios de estado y de encargados de brindar seguridad afirman que la delincuencia va en descenso, las cifras del Sistema de Seguridad Pública, Inegi y otros organismos señalan lo contrario.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas