.

lunes, 22 de mayo de 2017

La Cueva de la Hidra / Agenda de riesgos

Margarita Jiménez Urraca

Rabia, temor, impotencia por los asesinatos de periodistas en nuestro país, agudizan la crítica y la sanción del gremio nacional e internacional. Más enojo es imposible. Este es el clima que hoy se vive en los medios informativos por las deleznables muertes en Sinaloa, Chihuahua y Veracruz a manos del crimen organizado.  Riesgosa agenda no sólo para periodistas, sino para la próxima elección en el Estado de México el 4 de junio, donde la inseguridad es preocupante, no sólo para los informadores.

Con once municipios en alerta de género se pudiera decir que las condiciones para la celebración de la elección no son las mejores, sin embargo, el Estado de Derecho a pesar de todo prevalece, la democracia requiere fortalecerse. No se puede dejar paso libre al crimen organizado. Hoy más que nunca votar compromete a cambiar la agenda de riesgos por quien garantice que los feminicidios, los asesinatos de periodistas y de ciudadanos, los secuestros, los robos y otras formas de violencia no sigan ocurriendo.

Agenda compleja la que enfrentan las candidatas y candidatos, así como los mexiquenses y más la que pudiera presentarse del 5 de junio en adelante de no salir las cosas como esperan participantes y partidos. Las encuestas dan cuenta que el margen entre Del Mazo y Delfina Gómez no garantiza nada para nadie. Si gana alguno de los dos o hay un resultado cerrado, qué clima político y social prevalecerá después de la elección en la entidad, antesala de la elección presidencial de 2018. ¿Qué nudo gordiano de emociones estará presente en la arena política? ¿Cuál es el pronóstico?

El voto antisistema, el voto oculto, el de la revancha  inclinarán la balanza, seguramente. Las redes sociales seguirán siendo riesgo y oportunidad, la gloria y el infierno que inducen, inclinan y producen resonancia, mientras el gremio periodístico sigue haciendo lo suyo –son muchos los agravios–. Los mexicanos están enojados, buscan no a quien se las hizo sino quien se las pague, elijen, ya sabemos, con la víscera no con la razón a pesar que al día siguiente se arrepientan como ocurrió con el Brexit en Inglaterra o con el plebiscito en Colombia. México y en particular el Estado de México no son excepción, la frustración, el miedo, el enojo y la inercia de todo ello, pueden decidir la elección y la agenda pública complicarse.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas