.

jueves, 11 de mayo de 2017

Cañazos / No salimos de uno cuando ya tenemos otro

Arturo Bárcena Bazán

Antes que nada mis felicitaciones para todas las madrecitas de este corrupto, impune país. Cuántas de ellas pasarían ese día en la pobreza, en sus comunidades rurales donde el desarrollo prometido no ha pasado.

Si Rafael Alducín, entonces director de Excélsior, quien creó el 10 de mayo como Día de la Madre, viese ahora las condiciones paupérrimas en que viven millones de “cabecitas blancas”, seguramente se volvía a morir.

Mientras las madres viven en la pobreza los ex gobernadores viven en la opulencia, gracias al dinero que robaron del erario, y por eso algunos andan huyendo de la justicia.

Hace unos días hablábamos de Javier Duarte, César Duarte, Roberto Borge, Guillermo Padrés, Rodrigo Medina, y otros más.

Pero sorpresas nos da la vida, la vida nos da sorpresas y es el caso que el ex gobernador de Sinaloa, que llego al poder en coalición PAN y PRD, vive ahora en una mansión en la exclusiva Isla Coronado, en San Diego California. Su casa en Culiacán no va de acuerdo con el dinero que ahora posee después de dejar Sinaloa en la bancarrota, según ha trascendido.

Resulta que Malova, como le decían al ex gobernador, entregó el  31 de diciembre de 2016 el gobierno a su sucesor, el priista Quirino Ordaz, quien en enero recibió la primera participación del gobierno federal, que alcanzó la suma de 205 millones de pesos, misma cantidad que el Sistema de Administración Tributaria, SAT, retuvo por la sencilla razón de que Malova descontó el Impuesto Sobre la Renta a sus trabajadores, solo que ese dinero no ingresó al SAT. ¿Dónde quedó ese dinero? Se preguntan los sinaloenses Durante la etapa de transición el equipo de Malova nunca informó al equipo de Quirino Ordaz de la existencia de ese adeudo u olvido de hacer el pago , previamente descontado a los trabajadores.

Al exgobernador se le olvidó ingresar  al SAT el ISR de los trabajadores del gobierno que laboraron en 2013,2014,2025 y 2016 y dejó una deuda a Sinaloa por 17 mil millones de pesos. Ocho mil son deuda a corto plazo y no hay fondos para pagarlos. ¿Será que con ese dinero Malova se compró la casa donde vive en Isla Coronado?. Que lo investigue la PGR, si decide hacerlo.

Pero no solo dejo la deuda antes mencionada, sino que también dejó al estado sin patrullas, pues el 65 por ciento de ellas eran rentadas y para el 31 de diciembre las patrullas eran chatarra.

En el sector salud DE Sinaloa están saliendo a la luz una serie de compras a precio superinflado.
A todo ello agreguémosle que Sinaloa ha sido uno de los estados donde más ha florecido el narcotráfico y ha sido cuna de varios destacados narcotraficantes.

Pues, sí, Mario López Valdés tiene mucho qué explicar o todo quedará como anecdotario de la política del Pacífico. Porque en México todo se investiga, no hay delincuente que no sea castigado, sea quien sea, caiga quien caiga. Este es el régimen de Derecho de nuestro país, donde el 98% de los delitos quedan impunes.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas