.

miércoles, 5 de abril de 2017

Cómo hacer frente al estrés deportivo

Marlen Treviño

Mucha gente cuando piensa en el deporte se imagina personas llenas de vitalidad y endorfinas, y no se equivocan, la mayoría practica el deporte por el reto y el placer que genera pero la realidad es que no siempre se trata de diversión y juego.

Una vez que llegas a cierto nivel y te interesas en participar en competencias, carreras, maratones, etc. puede existir mucha presión. Algunos deportistas son demasiado duros y exigentes consigo mismos y la presión por superarse y cumplir sus propias expectativas o las de los demás puede llevarlos a pasar malos ratos. ¿Es tu caso?

¿Cómo afecta el estrés en tu rendimiento deportivo?

El estrés es un sentimiento de tensión física o emocional que puede hacerte sentir ansioso, frustrado o nervioso. Es la reacción del cuerpo a un desafío o demanda como una forma de prepararse para enfrentar una situación difícil con mayor concentración, fuerza y energía.

Un poco de estrés puede ayudarte a mantenerte alerta, te motiva y da energía; aporta esa emoción necesaria para dar lo mejor de ti en toda actividad que emprendes. Seguramente has experimentado esto antes de una competencia.

Pero cuando el estrés se presenta en exceso puede dejarte sin energía, cargado de pensamientos negativos y sin motivación. Incluso algunas personas han llegado a sentir nauseas, dolores de cabeza, llanto, vomito y desgano.

¿Qué debes hacer para controlar el estrés del atleta? 

Primero que nada RESPIRAR
En donde te encuentres, céntrate en ti mismo y conscientemente has respiraciones profundas. Muchas veces al estar nerviosos recortamos la respiración disminuyendo el oxigeno que llega a nuestro cuerpo y esto solo empeora el problema.

Inhala lentamente por la nariz, siente como se llenan tus pulmones. Detén la respiración por 5 segundos y lentamente espira el aire.

Repite este ejercicio de 5 a 10 veces.

VISUALIZA en positivo
Los grandes atletas lo hacen! Necesitas visualizarte logrando tus metas para que tu mente se prepare al éxito, imagínate logrando ese reto que te está angustiando. Siente como la felicidad del logro invade tu ser, ya lograste cruzar la meta, hiciste un gran pase, metiendo ese gol, llegando al último kilómetro, sonríe, disfruta ese momento.

El día de la competencia, podrás evocar esas imágenes para calmar los nervios y reforzar la confianza en ti mismo.

Contracción y RELAJACION muscular:
Muchas veces mantenemos es cuerpo en tensión y ni siquiera nos damos cuenta! Con este ejercicio relajarás cada parte de tu cuerpo que pueda estar contraída.

Recuéstate en un lugar cómodo y cierra tus ojos, recorre mentalmente tu cuerpo desde los pies a la cabeza.

Contrae los músculos de las piernas y mantenlos tensos durante 3 segundos y luego relájalos. Ahora hazlo con el abdomen, los brazos y termina con los músculos de la cara.

Al final aprieta todo el cuerpo, sostén la contracción por 5 segundos y relaja todo tu cuerpo.

Sigue estas recomendaciones y no olvides que el estrés crónico no tiene nada que ver con el deporte, es stress positivo sí. De hecho, forma parte de muchas actividades que realizas en tu vida. Evalúa tu situación, si el deporte que practicas te pone tan nervioso que te da dolor de cabeza, te provoca náuseas o no te deja concentrarte en otras cosas, probablemente sea causa de un estrés no saludable que debes atender para evitar otro tipo de problemas.

Revisa si la actividad física que haces te ayuda a elevar tu autoestima, a mejorar tu salud, a desarrollar tus habilidades, a superarte como atleta y como ser humano. Que esos deben ser los objetivos primordiales del porqué lo haces.

Espero que esta información te sea de utilidad y gracias por compartirla.

¡Nos leemos pronto!

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas