.

miércoles, 19 de abril de 2017

Acude nuestro Presidente a la entrega del Premio Cervantes

El Premio Cervantes 2016, el escritor español Eduardo Mendoza y
 el Presidente y Fundador de Libertas, Teodoro Rentería Arróyave.

Con la reunión de autoridades, académicos, editores, críticos, profesores, libreros y escritores, sus Majestades los Reyes ofrecieron en el Palacio Real de Madrid el tradicional almuerzo previo a la ceremonia de entrega del Premio Cervantes, para homenajear al galardonado en la edición correspondiente al año 2016, el escritor español Eduardo Mendoza Garriga, en la víspera de la ceremonia de entrega, que tendrá lugar en la Universidad de Alcalá.

"La Corona está plenamente comprometida con la cultura y hoy ante el mundo de las letras, y nuevamente en memoria de nuestro autor más universal, se une a su homenaje anual y a honrar también al dignísimo merecedor del Premio que lleva su nombre", subrayó Don Felipe al comienzo de su brindis.

Al recordar los méritos del premiado, el Rey puso de relieve la vertiente humorística de la obra de Cervantes y celebró "la manera en que muchos escritores logran empaparse de su influencia para dotar a sus libros de un ingenio afilado y de un carácter renovador". "En una de esas sendas hemos tenido la suerte de encontrarnos con la literatura de Eduardo Mendoza, nuestro galardonado este año con el Premio Cervantes. Con su manera singular de expresarse y de narrar historias, Eduardo Mendoza se ha convertido en autor de éxito dentro y fuera de nuestras fronteras, obsequiándonos con horas y horas de entretenimiento y diversión", añadió.

El Rey Felipe y el periodista mexicano.

Concluyó Don Felipe brindando por Eduardo Mendoza y "por tantos momentos de lectura sonriente y aguda, y por el futuro del potencial inagotable de la literatura en castellano que nos hace sentirnos orgullosos de lo que tenemos, de lo que fuimos y de lo que, estoy seguro, seremos".

Tras llegar al Palacio Real, Sus Majestades los Reyes mantuvieron un breve encuentro en la Saleta de Gasparini con el premiado, Eduardo Mendoza, y sus allegados. A continuación, recibieron el saludo del centenar de académicos, editores, críticos, profesores, libreros, escritores y autoridades que acudieron a homenajear al galardonado. Una vez finalizados los saludos, dio comienzo el almuerzo, que tuvo lugar en el Comedor de Gala del Palacio Real.

Cabe destacar que el Premio "Miguel de Cervantes" es el máximo reconocimiento a la labor creadora de escritores españoles e hispanoamericanos. Este galardón, que concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, rinde anualmente público testimonio de admiración a la figura de un escritor que, con el conjunto de su obra, haya contribuido a enriquecer de forma notable del patrimonio literario en lengua española.

El jurado de esta edición del Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes resolvió distinguir a Eduardo Mendoza "porque, con la publicación en 1975 de 'La verdad sobre el caso Savolta', inaugura una nueva etapa de la narrativa española en la que se devolvió al lector el goce por el relato y el interés por la historia que se cuenta, que ha mantenido a lo largo de su brillante carrera como novelista. Eduardo Mendoza, en la estela de la mejor tradición cervantina, posee una lengua literaria llena de sutilezas e ironía, algo que el gran público y la crítica siempre supieron reconocer, además de su extraordinaria proyección internacional".

Sus Majestades los Reyes, con el Premio Cervantes 2016, Eduardo Mendoza.

Nacido en Barcelona en 1943, Eduardo Mendoza se licenció en Derecho por la Universidad de Barcelona, y, tras residir un año becado en Londres y ejercer la abogacía en Barcelona, en 1973 se trasladó a Nueva York, donde trabajó como traductor para Naciones Unidas durante casi una década.

En 1975 publicó su primera novela, "La verdad sobre el caso Savolta". Ambientada en Barcelona durante las tensiones revolucionarias de los años 1917-1918, obtuvo el Premio de la Crítica y un gran éxito de público. Sus dos siguientes novelas, "El misterio de la cripta embrujada" (1979) y "El laberinto de las aceitunas" (1982), son una parodia en clave picaresca del género políciaco y las primeras de una serie protagonizada por un detective salido de un manicomio.

Vista del Comedor de Gala del almuerzo en honor del Premio Cervantes 2016, Eduardo Mendoza.

En "La ciudad de los prodigios" (1986), que obtuvo el Premio Ciudad de Barcelona, la protagonista vuelve a ser Barcelona, esta vez entre las exposiciones universales de 1888 y 1929. Posteriormente ha publicado "La isla inaudita" (1989); "Sin noticias de Gurb" (1991) ; "El año del diluvio" (1992) ; "Una comedia ligera" (1996), por la que obtuvo en París, en 1998, el Premio al Mejor Libro Extranjero, referido además a todo el conjunto de su obra; "La aventura del tocador de señoras" (2001), Premio al Libro del Año del Gremio de Libreros de Madrid; "El último trayecto de Horacio Dos" (2002); "Mauricio o las elecciones primarias" (2006), Premio de Novela Fundación José Manuel Lara; "El asombroso viaje de Pomponio Flato" (2008), Premio Terenci Moix y Pluma de Plata de la Feria del Libro de Bilbao; y "Riña de gatos: Madrid 1936", Premio Planeta 2010 y reconocida también con los Premios Qué Leer (día de Sant Jordi) y Premio literario Arcebispo Juan de San Clemente.


Sus últimas novelas, "El enredo de la bolsa o la vida" (2012) y "El secreto de la modelo extraviada" (2015), vuelven a contar con el paródico detective del manicomio como protagonista. Algunas de estas novelas como "La verdad sobre el caso Savolta", "El misterio de la cripta embrujada" y "La ciudad de los prodigios" han sido llevadas al cine. Es también autor de los libros de relatos "Tres vidas de santos" (2009) y "El camino del cole" (2011, literatura infantil); y de traducciones de obras de Edward Morgan Forster, William Shakespeare y Lord Byron. En 1989 estrenó su primera obra teatral, "Restauració", escrita en verso libre y en catalán. Otras obras suyas son "Gloria" y "Graves cuestiones". Además, alguna de sus novelas ha sido llevada al teatro, como "Sin noticias de Gurb". Entre las traducciones y adaptaciones de obras teatrales que ha realizado pueden mencionarse "El sueño de una noche de verano de Shakespeare", en 1986; "Panorama desde el puente", de Arthur Miller; "Fedra", de Jean Racine, un trabajo que firmó con Pere Gimferrer sobre una traducción de Rosa Chacel; o "Invernadero", de Harold Pinter, entre otras. En noviembre de 2016 gana el Premio Cervantes, el máximo galardón en lengua castellana.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas