.

miércoles, 29 de marzo de 2017

Metrópoli Central / La actividad profesional y el deporte

Mtro. Fernando Díaz Naranjo
Analista Político
@fdodiaznaranjo

¿Hay alguna relación entre quien practica un deporte y su desarrollo profesional?  En principio pudiera pensarse que no necesariamente, pero exploremos un poco que es lo que han dicho algunos especialistas en el tema.

En principio, Oja y Tejeda(1991) en las conclusiones de los trabajos presentados en el Congreso Mundial de Deporte para Todos que se celebrara en Francia en los noventas, hicieron en su oportunidad especial énfasis en “…el valor del deporte para la formación integral de la persona, es decir, para todas y cada una de sus áreas de desarrollo tanto para las físicas (forma física, salud y prevención de la enfermedad) como para las psicológicas (autoestima, personalidad, calidad de vida) y las sociales (relación con los demás, rendimiento en el empleo, evitación de la soledad), además de poder influir en el desarrollo moral y promoción de diversos valores sociales y personales”. 1

Por el otro lado, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha indicado que el estilo de vida sedentario es una de las 10 causas de mortalidad y discapacidad en el mundo, con la aparición de enfermedades como la obesidad, la diabetes, problemas cardiovasculares, así como un mayor riesgo de cáncer de colon, próstata y de seno, osteoporosis, depresión, ansiedad, entre tantas otras más.

En el mismo sentido, se ha demostrado a través de diversos estudios clínicos, que la mejor calidad de vida, se da a través de la actividad física.  The American Edicational College (AMEDCO) ha establecido que “la actividad física bien realizada mejora, entre otras cosas, el rendimiento académico, la personalidad, la estabilidad emocional, la memoria, la autoestima, el bienestar y la eficiencia laboral, y disminuye el estrés, la depresión y la agresividad”. 2

Inclusive y derivado de varios estudios serios, la práctica del deporte se ha instituido en diversas empresas como parte de la organización y del esquema de trabajo en donde los resultados han reflejado un mejor clima laboral, reducción de ausentismo y hasta un mayor compromiso por parte de los empleados con la Institución o empresa donde laboran, generando un contorno más apropiado para la organización y sus trabajadores.

A nivel internacional existen muchos ejemplos de políticos destacados que combinan la política con la práctica de algún deporte.  Ahí tenemos, por ejemplo, al ex Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, donde Barack Obama, practica el baloncesto y el golf.  Vladimir Putin que igual practica la equitación en Siberia que la pesca, así como las artes marciales. Rajoy es un ciclista, Esperanza Aguirre es gimnasta ocasional o Zapatero es un ferviente entusiasta del fútbol, Justin Trudeau por ejemplo es un apasionado de correr, entre tantos y tantos ejemplos más.

La antiestética de un político internacional que se nota que no hace ejercicio lo podemos encontrar claramente en Donal Trump, ¿o cree amable lector que estoy equivocado?  Las conclusiones seguramente son interesantes.

En México también encontramos a algunos políticos, no muchos, que combinan su profesión con el deporte, ahí tenemos por ejemplo al Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera que le apasiona el box, nadar y correr. A la Senadora y Presidenta del PRD Nacional, Alejandra Barrales que inclusive ha corrido en algunos maratones y gusta del ejercicio aeróbico.  A la Senadora Mariana Gómez del Campo que gusta del box, o mi tocayo el buen político Fernando Belaunzarán que practica deporte y además viaja en metro, lo que lo hace deporte extremo, o López Obrador que le gusta ejercitarse caminando.  Ejemplos hay más, pero viene a mi memoria, nos guste o no, que tuvimos en su época a Roberto Madrazo que le gustaba participar en competencias como maratones, hasta que lo cacharon haciendo trampa, seguramente lo recuerda.

Pero el Gobierno Federal ha recortado el presupuesto para el deporte, contrario a lo que instancias internacionales han recomendado, pero esta es otra historia.

Lo que simplemente trato de describir es que un profesionista exitoso tiene a serlo más si ha desarrollado o practica algún deporte, le da mejor visión de las cosas, más condición física para emprender el camino y mayor estabilidad emocional para la toma de decisiones.

Todo esto surgió amable lector en una rica velada con amigos, algunos políticos, otros periodistas y alguien por ahí me pregunto si el deporte me había ayudado a mi labor profesional.  Mi respuesta fue inmediata: claro que sí.

1. Melchor Gutiérrez Sanmartín, El valor del deporte en la educación integral del ser humano, Universidad de Valencia, Revista Educación, número 335 (2004).
Fuente: http://www.revistaeducacion.mec.es/re335/re335_10.pdf
2. Fuente: http://www.uelbosque.edu.co/bienestar/salud/actividad-fisica/articulos/beneficios-ejercicio-nivel-laboral

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas