.

viernes, 10 de marzo de 2017

Enfoque Global / Wikileaks y las Ciberarmas de la CIA

José Luis Ortiz Santillán

Wikileaks lanzó este martes 7 de marzo una ciberbomba. Wikileaks publicó cerca de 9 mil documentos relacionados con las Ciberarmas de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), documentos llamados “Vault 7”, los cuales ponen al descubierto que existen mil herramientas utilizadas por la CIA para espiar a ciudadanos, empresas y gobiernos, para entrar en los teléfonos inteligentes, televisores conectados a la web o coches inteligentes; todo a nombre de la democracia y en la lucha contra el terrorismo.

Nos habíamos familiarizado con los virus, con los troyanos, con gusanos y demás fauna del ciberespacio, pensando que quizá estuvieran las propias empresas de informática detrás de ello, interesadas en vender más computadoras, sistemas operativos o protección contra esta fauna destructora, pero nadie suponía que detrás de ello estuviera la CIA, la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA) u otras corporaciones de otros países dedicadas al espionaje.

A mediados de 2013, Edward Snowden revolucionó la vida de millones de ciudadanos del planeta, al confesar lo que todos sabíamos, que los Estados Unidos de América estaba controlando lo que decimos y escribimos en la web o en teléfonos celulares. Snowden tuvo la valentía de oponerse a lo que consideró que no era ético en este mundo global, en el cual las comunicaciones han acercado pueblos, comunidades y ciudadanos, rompiendo las barreras culturales y lingüísticas, provocando una segunda revolución industrial.

En ese entonces Edward Snowden confesó: “Hace poco más de un mes tenía una familia, un hogar que era el paraíso y vivía con mucho confort”, y como seguramente otros lo siguen haciendo, él “tenía la capacidad de buscar, tener acceso y leer” nuestras comunicaciones “sin tener ninguna orden. Podía tener acceso a las comunicaciones de cualquier persona en cualquier momento ese es el poder para cambiar el destino de las personas”, precisó Snowden.

La CIA y la NSA, han utilizado al menos mil programas espía, malware (software maliciosos), troyanos, gusanos y otros virus informáticos en estos años para espiar al mundo. De acuerdo con los análisis publicados, los software espías están destinados a ser usados contra objetivos definidos, es decir, contra políticos, empresas y grupos terrorismo.

Se ha informado que Wikileaks sólo ha publicado el 1% de los documentos recogidos y muchos detalles de los objetivos que se han espiado hasta ahora, podría ser dados a conocer en los próximos meses. Pero mientras tanto, los sistemas operativos Android y iOS, los cuales funcionan casi el 100% de los teléfonos inteligentes, las Smart TV de Samsung, Sony o de otras empresas, se han vuelto en los caballos de Troya utilizados por el CIA para espiar.

Parece no haber barreras para la CIA y el espionaje cibernético. Ni siquiera los chinos se han escapado, desde el 2009 un agente de la CIA de habla china, trabajó con sus colegas de habla inglesa para poner a punto sus sistemas de espionaje en China, con lo cual pudieron penetrar a WhatsApp, Signal, Telegram y otras aplicaciones de mensajería.

Lo lamentable en nuestro país, es que debido a la falta de capacidad para auditar los equipos donados por los Estados Unidos a través de la Iniciativa Mérida, se hallan instalado equipos de audio, vídeo y trasmisión de datos en numerosas oficinas del gobierno federal. Esto es, computadoras de escritorio y portátiles, pantallas de televisores inteligentes, equipos de intersección de correos electrónicos y teléfonos celulares, cámaras de video, polígrafos, fueron donados y se instalaron opusieron en operación sin ninguna revisión previa, los cuales siguen operando hoy día.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas