.

martes, 7 de marzo de 2017

Comentando / Error de protocolo presencia de Romero Deschamps en Los Pinos

* Hasta cuándo Navarrete Prida honrarás tu responsabilidad

Luis Repper Jaramillo*
lrepperjaramillo@yahoo.com

Es una vergüenza que el Gobierno de la República, la Secretaría de Energía y la Empresa Productiva del Estado (antes Pemex) solapen, respalden, convoquen y simulen ante la firma australiana BHP Billiton, de Melbourne, la presencia de un pseudo líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps, por el sólo hecho de ser priista, en la firma del Contrato para la exploración y extracción de hidrocarburos en aguas profundas del Bloque Trion, cuando este sujeto está vergonzosamente cuestionado nacional e internacionalmente por su corrupción –personal, familiar, sindical-- e impunidad, que ensució lo que fue una enorme conveniencia para la empresa australiana, para la EPE y para México.

No cuestionó el hecho en sí, que de manera triunfalista festinó Enrique Peña Nieto, como resultado de su “exitosa” Reforma Energética… que deja mucho que desear… pero en fin, este no es el punto. Sino la trampa, el engaño al inversionista extranjero al permitir que un truhán como Romero Deschamps, se sentara en el presídium, cuando con creces y pruebas hemos demostrado las pillerías, robos, desfalcos, que este senadorsucho ha realizado en contra de los trabajadores de la industria petrolera nacional.

Es inconcebible que en ceremonias de esta magnitud, su compinche el Director General de la Empresa Productiva del Estado (EPE), José Antonio González Anaya, el Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el propio Peña Nieto, hayan siquiera citado en la Residencia Oficial de Los Pinos, la presencia de un corrupto. No sólo eso sino sentarlo con los inversionistas australianos, en una simulación de que los trabajadores del sector energético nacional “están bien con sus representación laboral”. Mentira, engaño.

¿Por qué para el Sistema y para el PRI (Romero, es Senador del PRI)  esta lacra sindical es tan poderosa?, ya quedó divulgado la razón: el STPRM sigue siendo la “caja chica” para los fines económicos y políticos del partido. Romero Deschamps, a conveniencia (personal) desvía las cuotas sindicales de los socios para ministrar dinero honesto, a la podredumbre de los intereses de su partido (Francisco Labastida Ochoa o Pemexgate), con el aval, ciencia y paciencia, de las autoridades judiciales, electorales, partidistas, gubernamentales y la EPE, en manos de González Anaya.

Si esto lo supieran los empresarios de BHP Billiton, estoy seguro que no se hubiesen involucrado en el proyecto, pero seguramente el titular de la EPE supo engaratusar a sus, ahora socios, describiendo un escenario lindo, honesto, pulcro, nítido, del líder de los trabajadores de la industria que explorarán y extraerán el oro negro de la profundidad del mar.

Un mar sindical en cabeza del Senador del PRI, atestado de corrupción, intereses mezquinos, trampas, engaños y simulación, que durante 23 años ha regenteado y explotado el infumable tamaulipeco.
El espurio pseudo líder no debió, siquiera, aparecer en el salón del evento, porque su sola presencia es un mensaje de suciedad, corrupción, opacidad, que manda un mensaje indeseado de México a futuros inversionistas internacionales, de que sus ganancias  podrían estar manchadas de deshonestidad, vergüenza y engaños.

Si por protocolo oficial, debería estar alguien que representara a la valiosa, experta, digna y eficaz mano de obra petrolera, nunca debió ser Romero Deschamps, un tipejo al  que más del 98 por ciento de los trabajadores desconoce, desprecia, exige su renuncia, sino algún integrante de esos empleados leales, respetuosos, honestos que tiene la fuerza laboral de la industria. Quizá el más longevo del gremio, sí sólo se requería la imagen del Sindicato.

Pero no, de manera sorprendente, el área de protocolo del Estado Mayor Presidencial que organiza las ceremonias oficiales, malévolamente incluyó al “líder sindical”, yo digo, espurio, para “decorar” el presídium, simulando que el sujeto representa dignamente a más de 140 mil trabajadores, que en realidad detestan, rechazan, abominan por el robo  descarado de las cuotas que utiliza para beneficio de sus hijos, amigos, compinches, partido (PRI) y personal.

En esta nueva etapa de la festinada Reforma Energética, es un despropósito y una “piedra en el zapato”, para el Sistema, si mantiene un Sindicato petrolero sucio, tramposo, desfalcador, que en colusión con la Dirección General de la EPE, continúan dilapidando el dinero de los trabajadores, lo que marca que la mentada Reforma Energética, adolece –y nunca lo previó su proponente, EPN- de una aspecto elemental: dignidad, transparencia y honestidad; al mantener al frente del Sindicato a un corrupto, que denigra y ensucia el intento de modernizar y exaltar la imagen internacional de lo que fue el bastión económico y financiero del país, Petróleos Mexicanos, hoy en decadencia.

El Sistema, si en verdad pretende retomar a la Empresa Productiva del Estado, como ejemplo de imagen internacional para atraer capitales foráneos, debe empezar por remover, quitar, expulsar al despreciado “líder” del STPRM, cuyo negro historial mancha, perturba, avergüenza no sólo al organismo, sino a los auténticos trabajadores del ramo, que pueden ser considerados “iguales” a Romero Deschamps, que no debe ser, porque en ellos hay ética, moral, dignidad, entrega, honestidad y respeto a quien les da de comer dignamente.

Es tan anormal la existencia del multicitado corrupto en esta nueva etapa del sector energético –situación que no limpió el proponente- que quienes hablan o refieren al STPRM, de inmediato lo asocian con corrupción, impunidad, trazas, raterías, con José Carlos y Paulina Romero Durán, hijos de la rata, depredadores de las cuotas sindicales en condominios en Miami, Ferraris, Lamborghinis, viajes en aviones privados, 3 perros ingleses alimentados con caviar y bebiendo champaña y cientos de malditurías más, que impide a la sociedad creer, dar certeza a Enrique Peña Nieto, de que su Reforma Energética fue buena.

El Sindicato de las EPE debe limpiarse de raíz, desinfectarlo, fumigarlo, cambiar la realidad de corrupción, impunidad y tranzas, por la nueva imagen de trabajo, respeto, dignidad, transparencia, rendición de cuentas y entrega en beneficio de los asociados (ya no trabajadores), sus familias, las comunidades y entorno de las zonas petroleras, como lo propone el nuevo Secretario General del Sindicato Nacional de Trabajadores de las Empresas Productivas del Estado, Petróleos Mexicanos, Subsidiarias y Filiales (SNTEPE), Lic. Eliel Flores Ángeles, que sólo espera  del Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, la Toma de Nota, que dará el giro de 360 grados, a lo que será la Nueva Imagen del Sindicalismo en México.

México debe transitar por la ruta de la dignidad sindical, ya no más Romeros Deschamps,  Gómez Urrutia, Flores Morales, Aceves del Olmo, etc. eternos dictadores y explotadores de los trabajadores de su sector.

Fue un grave error de protocolo aplastar a Romero Deschamps  en un acto moderno de interés nacional que podrá atraer capitales externos a la que debe ser nuevamente la industria que retome el desarrollo, crecimiento, explotación y captación de nuevas divisas. Con este sujeto al frente de la digna representación sindical, las inversiones podrían alejarse.

No estoy exagerando. La casa (México) debe limpiarse de esta escoria, nos estorba, acusa, lastima, nos señala como un país de corruptos, impunes, indignos… Qué esperan el Sistema y la EPE para dar un cambio de timón en el sindicato, ya no puede sostenerse más a un indigno representante laboral que ha demostrado con creces su sucia gestión.

Si los australianos de BHP Billiton, creyeron y trajeron sus dólares a México, seguro que González Anaya, hizo el trabajo sucio para convencerlos… pero otros inversionistas extranjeros investigarán más a fondo el “trabajo” del líder sindical y no sólo se ahuyentarán, sino nada querrán saber de un representante laboral con el negro historial que profesa Carlos Romero Deschamps.

Peña, González, Navarrete, el cambio en la dirigencia laboral de la EPE urge, es necesario, no resiste más. Sean dignos representantes de un país que reclama, demanda, no tolera más corrupción, tranzas, impunidad.

Den ejemplo de solvencia, dignidad, de interés por un México moderno, limpio de ladrones, ratas de dos patas. El momento es hoy o en su conciencia quedará la simulación, colusión, incapacidad o quedarán como un gobierno fallido, pese a que medios de comunicación, periodistas y la sociedad les advirtieran que estaban haciendo las cosas mal.

Ustedes tienen la palabra y el pase a la historia, como políticos que amaron a su país y que ganaron dignamente cada peso de su salario. ¿De acuerdo?

* Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU).

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas