.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Cañazos / Relación bilateral Texas-México

Arturo Bárcena Bazán

AUSTIN, Texas. USA.- El estado de Texas, el de mayor frontera con los estados norteños de México, está unido  entrañablemente con nuestro país, aún desde antes de que se firmara el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Canadá y México y que entró en vigor el primero de enero de 1994.
No  es posible pensar en las grandes ciudades texanas sin pensar en los estados fronterizos de Chihuahua, Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, coinciden en afirmar Erica Grieder, editora de la revista Texas Monthly; Derek Ryan, ex director de Investigación del Partido Republicano; Avik Roy, redactor de la sección Opinión, de la revista Forbes y Rolando B. Pablos, secretario de Estado de Texas.

Los últimos gobernadores de Texas  Ann Richards, George Bush, Rick Perry y el actual Greg Abbott, todos ellos republicanos, han mantenido buenas relaciones con México, prueba de ello es que en la última década del siglo pasado, los estados de Jalisco, Tamaulipas y Nuevo León tuvieron Casas oficiales en San Antonio Texas.

Ahora, la reforma energética, la exploración y explotación de pozos petroleros en el Golfo de México tanto del lado estadunidense como del mexicano, unen aún más a Texas y sus  ciudades de Laredo, Brownsville, Harlingen y Houston con México.

“México es nuestro socio comercial más grande y Canadá es el segundo, las exportaciones a esos países, desde Texas, han aumentado más de 400% desde que se firmó, en 1993, el Tratado de Libre Comercio, que entró en vigor el primero de enero de 1994, afirma Erica Grieder.

Texas nunca le va a dar la espalda a México, en el estado no existe discriminación para nadie, afirma el secretario de Estado de ese estado de la Unión Americana, Rolando B. Pablos, un mexicano-americano que indica que  entre Texas y México existe un intercambio comercial de poco más de 200 mil millones de dólares a lo largo de los casi 30 puntos fronterizos que se tienen entre ambas zonas. Por ello, señala, Texas ha invertido cinco mil millones de dólares en infraestructura fronteriza.

Por su parte Derek Ryan, considera que el que Estados Unidos deje de formar parte del TLCAN sería un error de la política estadunidense que costaría innumerables puestos de trabajo y subiría el precio de muchos productos habituales en el estado.

Avik Roy, coincide con los tres personajes  y afirma que los mercados libres han sacado a más personas de la pobreza que cualquier otra cosa que haya inventado el hombre.

Un dato interesante es que a partir de la entrada en vigor del TLCAN el PIB ha aumentado en el estado de Texas. En 1993 era de 444 mil millones de dólares y  en 2015 la cifra ascendió a un billón  660 mil millones de dólares.

Otro dato interesante lo da John Ackerman, vicepresidente de Estrategia y Desarrollo del Aeropuerto Internacional de Dallas Fort Worth quien afirma que esa terminal aérea tiene como objetivo principal el convertirse en la terminal de Estados Unidos que más pasajeros conecte desde México y Latinoamérica con el resto del mundo.

Durante 2016 se superó la cifra de tres millones de viajeros mexicanos y la tasa de crecimiento se sitúa en 5.6 por ciento anual.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas