.

martes, 21 de febrero de 2017

Unicef: 1.4 millones de niños africanos, en riesgo de muerte por hambruna

NACIONES UNIDAS. Casi 1.4 millones de niños corren el “riesgo inminente” de morir de desnutrición aguda este año por la hambruna que se extiende en Nigeria, Somalia, Sudán del Sur y Yemen, alertó el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En un comunicado, el organismo señaló que aún hay tiempo para evitar la tragedia sucedida en 2011 en el Cuerno de África, que fue la última vez que fue declarada una alerta de hambruna en el mundo.

Aún podemos salvar muchas vidas. La desnutrición severa y la hambruna que se avecinan son en gran parte creadas por el hombre. Nuestra humanidad común exige una acción más rápida. No debemos repetir la tragedia del hambre de 2011 en el Cuerno de África”, dijo Anthony Lake, director del organismo.

Unicef destacó que se prevé que en el noreste de Nigeria el número de niños con desnutrición aguda alcance 450 mil este año, principalmente en estados afectados por el conflicto interno como Adamawa, Borno y Yobi.

Fews Net, el sistema de alerta temprana sobre el hambre que monitorea la inseguridad alimentaria, expresó a fines del año pasado que la hambruna probablemente afectó ya algunas áreas previamente inaccesibles de los estados de Borno, y es probable que se expanda.

En Somalia, las condiciones de sequía están amenazando a una población ya frágil afectada por décadas de conflicto.

Casi la mitad de la población, o 6.2 millones de personas, se enfrenta a una inseguridad alimentaria aguda y necesita asistencia humanitaria.

Se espera que unos 185 mil niños sufran de desnutrición aguda severa este año, y que esa cifra aumente a 270 mil en los próximos meses.

En Sudán del Sur, un país que se recupera de los conflictos, la pobreza y la inseguridad, más de 270 mil niños están gravemente desnutridos.

La hambruna ha sido declarada en partes de Unity State, en la zona central norte del país, donde viven 20 mil niños.

Se espera que el número total de personas con inseguridad alimentaria en Sudán del Sur aumente de 4.9 millones a 5.5 millones en la cúspide de la temporada de escasez en julio si no se hace nada para frenar la severidad y la propagación de la crisis alimentaria.

Finalmente, en Yemen, donde existe un conflicto durante los últimos dos años, 462 mil niños sufren de desnutrición aguda severa, un aumento de casi 200 por ciento desde 2014.

Fuente: Excelsior.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas