.

viernes, 24 de febrero de 2017

Se enredan con deportaciones; EU se contradice sobre uso de militares

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, enredó a su gobierno al asegurar que usa la fuerza militar en las deportaciones de indocumentados.

En la Casa Blanca dijo que “por primera vez estamos expulsando pandilleros y traficantes. Es una operación militar”.

En México, el secretario de Seguridad Interna, John Kelly, contradijo a Trump, tras reunirse con el canciller Luis Videgaray y con los titulares de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Hacienda, José Antonio Meade. En la reu-nión también estuvo el secretario de Estado, Rex Tillerson.

En conferencia de prensa, Kelly aclaró que “no habrá deportaciones masivas. Todo lo que haremos será legal y de acuerdo con los derechos humanos. No se van a utilizar fuerzas militares en operaciones migratorias”. Para el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, la frase “operación militar” que usó Trump sólo fue un calificativo de la efectividad de las deportaciones.

En tanto, los gobiernos de México y EU acordaron un frente para atender la migración centroamericana.

Trump desata otro enredo

Mientras el Presidente estadunidense dice que usa soldados, secretarios afirman en México que no pasa así.

El presidente estadunidense Donald Trump se enredó con Rex Tillerson y John Kelly al afirmar unas horas antes del encuentro de éstos con funcionarios mexicanos que es una “operación militar” la que está llevando a cabo su gobierno  para deportar a indocumentados, lo que obligó a los secretarios de Estado y Seguridad Nacional aclarar los dichos de su Presidente.

Durante una reunión en la Casa Blanca con ejecutivos industriales, Trump señaló que “por primera vez estamos expulsando pandilleros, traficantes de drogas. Estamos echando a esos tipos, a un ritmo nunca antes visto. Y es una operación militar”.

De acuerdo con el mandatario estadunidense, esos inmigrantes “son duros, pero no son tan duros como nosotros. De forma que los estamos echando del país”.

Trump dijo lo anterior durante la estancia de sus funcionarios en suelo mexicano: “He dicho que será un viaje duro, porque tenemos que ser tratados de manera justa por México. Pero Rex (Tillerson) ya está allá, junto al general (John) Kelly (secretario de Seguridad nacional), quien ha sido formidable en la frontera”, apuntó.

Trump sugirió hoy que no le importa que la relación con el vecino del sur no sea buena si es la única forma de conseguir lo que quiere en materia económica y migratoria.

“Con México tendremos una buena relación, y si no, no”, manifestó.

Justo antes, Trump había recordado que el déficit comercial de Estados Unidos con México se acerca a los 70 mil millones de dólares.

“No podemos dejar que ocurra”, dijo Trump, tras haber arremetido una vez más contra el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los dichos de Trump obligaron a John Kelly, secretario de Seguridad Interna de Estados Unidos, a decir que no se utilizarán fuerzas militares en operaciones migratorias: “Nada (de eso), vamos a abordar estas operaciones de forma sistemática, de forma organizada”.

En un mensaje a medios tras la reunión que sostuvo con los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, aseguró que no habrá deportaciones masivas, sino que se concentrarán en elementos delictivos que entraron a Estados Unidos, y se respetarán los derechos humanos.

“Quiero ser muy claro, no habrá deportaciones masivas, repito, no habrá deportaciones masivas. Todo lo que haremos en mi secretaría será legal y de acuerdo con los derechos humanos y el sistema jurídico de los Estados Unidos”.

“Nuevamente, escuchen esto, no se van a utilizar fuerzas militares en operaciones migratorias”, ponderó.

En ese sentido, dijo que el sistema de su nación es amplio e incluye varias instancias de apelación y todo lo referente al tema se realizará en estrecha cooperación con el gobierno mexicano, con orden y orientadas a dar resultados.

Compromiso

Por su parte, Rex Tillerson, secretario de Estado de Estados Unidos, subrayó el compromiso de su país para fortalecer los mecanismos institucionales y el intercambio productivo en materia de seguridad y prosperidad para México y su país.

Los dichos por Trump obligaron al vocero presidencial estadunidense Sean Spicer a  matizar el término “operaciones militares” dicho por Trump.

“Él lo estaba usando como un adjetivo. Lo que está pasando es un asunto de precisión. Lo hemos aclarado en el pasado y creo que el secretario Kelly reiteró qué clase de operaciones son estas (acciones contra los migrantes indocumentados). El Presidente describía la manera en la que esto se está haciendo”, consideró.

No es la primera vez que Trump causa un enredo de este tipo. En enero pasado, en la víspera de la visita del canciller Luis Videgaray y del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo a Washington, Trump firmó una orden ejecutiva para la construcción del muro lo que orilló al presidente Enrique Peña Nieto a cancelar su visita a Estados Unidos.

Fuente: Excelsior.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas