.

martes, 14 de febrero de 2017

Metrópoli Central / La Ley Electoral de la Ciudad de México

Fernando Díaz Naranjo
Analista Político
@fdodiaznaranjo

Luego de que el pasado 31 de enero la Asamblea Constituyente arribara a buen puerto y delimitará lo que será la Constitución Política de la Ciudad de México, ahora son varios los temas que la Asamblea Legislativa tiene en puerta.  En esta ocasión, me referiré a la necesaria creación de una Ley Electoral para la Ciudad de México.

De acuerdo con el proyecto de Constitución y que varios medios de comunicación difundieron, se hace referencia a una serie de derechos que consagrarían a los ciudadanos de esta Ciudad Capital, entre los que resalta el de participar en la resolución de problemas y temas de interés general a través de mecanismos de democracia directa y participativa, incluyendo el uso de la tecnología, con lo que invariablemente estaríamos pensando en el uso de mecanismos electrónicos o hasta el Internet para las votaciones o bien, para ejercicios de participación ciudadana, lo cual colocaría a la Ciudad de México en una posición de vanguardia no sólo en la República Mexicana, sino a nivel mundial junto con las naciones que impulsan este tipo de desarrollo.

Ante esto, la propia Constitución incide en la necesidad de la creación de la norma reglamentaria para direccionar justamente los ejercicios de convivencia política y social de la Ciudad de México.  Estos ejercicios, entre otros, son aquellos que las autoridades de la ciudad y las ahora Alcaldías tendrán con relación a garantizar la participación social efectiva a los procesos de planeación, elaboración, aprobación, gestión, evaluación y control de planes, programas y presupuestos que incidan en el desarrollo de la Ciudad de México.

La Constitución de la Ciudad de México establecería otro tipos de participación ciudadana, tales como la iniciativa ciudadana, el referéndum, el plebiscito, la consulta ciudadana y la revocación de mandato.

Otros tipos de participación de la ciudadanía estarían consideradas a través de las candidaturas sin partidos para acceder a cargos de elección popular, con determinado respaldo ciudadano. Así, la ley electoral deberá definir las reglas y procedimientos para el registro de estas figuras, así como todo el proceso para partidos políticos concerniente al acceso al financiamiento público, las prerrogativas que se establecerían en proceso electoral.  Asimismo, la ley deberá establecer los documentos básicos que rijan la vida interna de los partidos políticos locales, sus derechos y obligaciones, así como las reglas de participación en las contiendas electorales.  Otro rubro importante sería el énfasis enmarcado en la Constitución para que los partidos políticos transparentes todo lo concerniente a sus actividades que deriven del ejercicio, origen, monto y destino de sus recursos.

La nueva legislación electoral para la Ciudad de México, deberá establecer las directrices para la elección del ahora llamado Congreso de la Ciudad de México, la cual estará integrada por 66 diputados electos por el principio de mayoría relativa y 33 mediante el sistema de representación proporcional, con lo que la cartografía de la Ciudad cambiaría radicalmente y, probablemente, las fuerzas que hoy gobiernan también.

La ley electoral de la Ciudad de México deberá también establecer con claridad los mecanismos para dar certeza a los procesos electorales de la Ciudad, las reglas de competencia, de propaganda, de precampaña y de campaña, así como de la propia integración tanto del Instituto Electoral de la Ciudad de México, como del Tribunal local; ante esto último, estaría también la incorporación necesaria de un robusto sistema de medios de impugnación que garanticen a los participantes en las elecciones, el establecer las quejas, las denuncias y eigencias que garanticen la pulcritud de los procesos electorales y de participación ciudadana.

Ahora bien, el proceso de configuración, procesamiento y emisión de los resultados y el cómputo de las elecciones, es un elemento que no debería perdere en la Ciudad de México, ya que ha dado buenos resultados; me refiero a que los cómputos sean realizados al finalizar la jornada electoral.

Como podemos ver, son muchos los elementos que la legislación electoral deberá contener.  Por ello, coincidimos con el posicionamiento reciente de la Asamblea Legislativa que ha anunciado que tendrían programado contar con una legislación electoral para junio de este año.  Estaremos al pendiente!!!

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas