.

martes, 7 de febrero de 2017

En México los pactos políticos se hicieron para no cumplirse

José Luis Camacho Acevedo

Un sabio de la política de nuestro país me dijo en una ocasión que México los Pactos se hicieron para no cumplirse; o para de plano romperse antes de que logren los objetivos que les dieron origen.

Así han sido los pactos que harta frecuencia se hacen entre el gobierno y los membretes empresariales, o el que celebran los patrones con los obreros, o los que se hacen entre los partidos políticos para jugar limpio, o los que convoca el régimen en turno para resolver problemas de coyuntura.

Casi ninguno se cumple.

Los sabotean o los niegan sus firmantes en cuanto observan la inoperancia del pacto y el rechazo social a la ineficacia del mismo, toda vez que sus resultados a corto plazo no le resuelve a esa sociedad acosada por muchos problemas ninguno de ellos.

El ejemplo más reciente es la desbandada de firmantes del Pacto por México.

Ahora ni el PAN, ni el PRD y connotadas individualidades del PRI que fueron parte de ese pacto, quieren cargar con el muerto.

Sobre todo a la luz de gasolinazos y actos condenables de una corrupción que ni se castiga y menos de deja de practicarse.

En los últimos días se ha estado hablando de que algunos dirigentes de partidos políticos buscan hacer un pacto de unidad nacional para enfrentar la agresiva e diariamente impredecible manera de gobernar que ha mostrado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sin haber cumplido siquiera un mes al frente de la Casa Blanca.

Yo he visto que el que empuja verdaderamente para lograr un momento real de unidad nacional, a través de los diálogos y los debates, y no de un pacto, es el líder nacional del PRI Enrique Ochoa reza.

Ochoa Reza no ha convocado a ninguna de esas efímeras y escenográficas marchas, que cuando se celebran en la CDMX terminan en el Ángel de la Independencia, con un grupito cantando, con un ánimo de nacionalismo tan campechano como inocuo, el himno nacional y agitando banderitas en defensa de nuestra soberanía.

El dirigente del partido en el poder, y que tiene enfrente el fantasma de perderlo en el 2018, ha propuesto debates, reuniones entre dirigentes, con una agenda clara. Evitar que México siga siendo colapsado por la esquizofrenia gobernante de Donald Trump.

Tal vez Ochoa Reza sea menos avezado, o también pudiera decirse que no tan mañoso, como estaban catalogados sus inmediatos antecesores.

Beltrones le firma un pacto a cualquiera si con ello resuelve un problema, tiene tiempo para salir de un embrollo y atacar inmediatamente después.

César Camacho siempre jugó a las dormiditas como líder del PRI.

Firmó el Pacto por México y ahora como pastor de la bancada tricolor en San Lázaro nos desgañita en defensa de los contenidos de las reformas estructurales que, ahora tan polémicas, se prohijaron al amparo del Pacto.

Ochoa Reza es efectivamente menos mañoso que sus antecesores.

Por ello sabe que si López Obrador deja correr la versión de que está dispuesto a pactar por México con quien aporte ideas que sirvan al rescate nacional.

Recientemente incorporó a sus tareas de planeación a un empresario como Alfonso Romo y a un promotor político exitoso como Esteban Moctezuma quien sigue trabajo para el imperio de Ricardo Salinas Pliego.

Incluso los morenos dejan correr versiones de que se cocina un pacto entre AMLO y su enemigo histórico, Carlos Salinas.

Un pacto con Ricardo Anaya, un líder del PAN que ha cobrado fama de haber traicionado a Gustavo Madero y después a la esposa de Felipe Calderón.

Y a Moreno Valle lo ha dejado a su suerte; y Anaya está más cerca de Fox que de Calderón a través de Santiago Creel.

Ochoa Reza toma nota de todo ello. Los convoca al debate y a la propuesta.

No a celebrar otro pacto más que terminará fatalmente por no cumplirse


Se ve que Ochoa Reza no quiere correr el riesgo de convertirse en uno más de los “nacionalistas ligth” que ahora se envalentonan contra Donald Trump.

Este juego de Ochoa reza es, para mi modo de ver, el correcto.

Debatir la agenda nacional en foros verdaderamente representativos.

Y no hacer política con el momento de apremio que vive México.

Lo demás es lo mismo de siempre: el gatopardiano ejercicio de que todo cambie para que nada se mueva y vuelva a quedar igual.

EN TIEMPO REAL.

1.- Los habitantes de Tijuana y Mexicali han decidido no realizar compras en Estados Unidos. El movimiento en esas ciudades ha sido propiciado el corrupto gobernador, Kiko Vega, quien al parecer está logrando que esa entidad regrese a manos del PRI desde los años en que Ernesto Ruffo le ganó a la fallecida Margarita Villa.

2.-  En Chilpancingo tomaron la autopista damnificados de los huracanes ocurridos hace tres años. Lo hicieron por que no les han cumplido los ofrecimientos que les hicieron de proporcionarles ayuda. Un mensaje para la secretaria general del PRD, Beatriz Mojica, quien ese tiempo era una poderosa titular de la secretaría de Desarrollo Social en el gobierno del terrible Ángel Heladio Aguirre Rivero, y principal encargada de la ayuda a los afectados por los huracanes.

3.- Hoy en el senado de la República el maestro Arnaldo Coen inaugura una exposición con varias de sus obras con motivos revolucionarios. El Zapata del maestro Arnaldo Coen ha tomado sitio como una de las obras que retratan al héroe morelense en toda su expresión de valor y compromiso. Organiza el evento la Galería Lourdes Sosa, sin duda una de las mejores del país.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas