.

miércoles, 1 de febrero de 2017

En las Nubes / Te recomiendo

Carlos Ravelo Galindo

Lo álgido de estos días nos lleva a platicarles un consejo que me acaban de proporcionar. Hacen la observación que a los contendientes les bajarán los humos, con la siguiente recomendación

Y como creemos que a la mejor ayuda a la situación del mundo, los  invitamos a seguirla. Como nosotros.

En efecto, es cierto que una noche de plácido descanso es esencial para comenzar bien el día. Hay muchas cosas que puedes hacer para asegurarte un sueño de calidad y hoy hablamos de un hecho que probablemente no  consideras antes: acostarse con un par de calcetines frescos. 

La investigación del sueño indica una correlación entre una mayor dilatación de la sangre en nuestras extremidades (vasodilatación) y quedarse dormido rápidamente.

El uso de calcetines hará esto por tus pies y en consecuencia, te dormirás más rápidamente.

Dormir requiere que nuestra temperatura corporal interna central disminuya, mientras que nuestra piel permanezca caliente. 

Cubrirte con mantas y calcetines calienta tu piel, dilata los vasos sanguíneos y facilita el intercambio de calor que baja la temperatura interna.

Esto le indica al cerebro, que es hora de dormir, tres  beneficios:

1. Evita los sudores nocturnos y los sofocos. Ayuda al  cuerpo a regular mejor su temperatura - mientras se enfría.

2. Mejora la piel seca durante los inviernos fríos, a personas que tienen los pies demasiado secos o agrietados.

Esto puede causar dolor, y un poco de complejo  Una gran manera de combatir esta sequedad es humedecer los pies antes de ir a la cama y luego ponerse  un par de calcetines de algodón fresco.

3. Prevén los ataques de la enfermedad de Raynaud (La enfermedad de Raynaud es una condición de las células sanguíneas, que causa una severa reacción excesiva al frío. Puede originar llagas y muerte de los tejidos).

Usar calcetines mientras duermes ayuda a regular la temperatura corporal y disminuye las posibilidades de que esta enfermedad se manifieste.

La medicina tradicional china  descubrió  que podemos acceder directamente a nuestros órganos y sistema nervioso por nuestros pies. Es el principio básico de la reflexología

Los pies son particularmente importantes en dicha disciplina oriental, porque las plantas de los pies tienen miles de terminaciones nerviosas que funcionan como circuitos eléctricos de gran alcance.

1. Reducir la Fiebre

En caso de fiebre: remoja algunos  discos/almohadillas de  algodón con vinagre de sidra de manzana, exprime el exceso de humedad. A la hora de acostarte pon el algodón ligeramente humedecido en los calcetines. El vinagre ayudará a aumentar el flujo sanguíneo, que es excelente para limitar las fiebres. También puede fortalecer tu sistema inmunológico. Nota: Si tomas  pastillas para dormir o cualquier otro medicamento líquido, no uses este remedio.
2. Prevenir la Tos

 Este viejo método ruso es una manera eficaz de desterrar las toscas toses invernales. Simplemente pon 1-2 cucharadas de mostaza en polvo en tus calcetines. Póntelos y luego, sobre estos, ponte otro par de calcetines. Cambia los calcetines por unos limpios por la mañana o, en caso de mucha tos, reemplázalos por un nuevo par doble -con mostaza. Repite el procedimiento tantos días y noches como sea necesario.

3. Purificar y Limpiar la Sangre

La cebolla y el ajo son conocidos por ser capaces de matar las bacterias dañinas que acechan en el sistema digestivo, a la vez que purifican la sangre. ¿Y si los cortamos en rodajas finas para colocarlos en los calcetines? Sus vapores sulfurosos se filtran a través de las plantas de los pies, ayudando a purificar y desintoxicar.

Este remedio es particularmente bueno para combatir la gripe, resfriados y problemas de los senos. Repite durante varios días y noches si es necesario, asegurándote de reemplazar los calcetines y el ajo/cebolla cada 8 horas.

4. Calentar Mejor tus Pies

Consumir pimiento rojo aumenta la circulación de los dedos de manos y pies. El mismo efecto se puede lograr colocando cayena en tus zapatos o calcetines. El pimiento rojo dilata los vasos sanguíneos en los pies, estimulando el flujo sanguíneo y calentando los pies. Para algunos el efecto es instantáneo, mientras que para otros tarda un poco más.

Nunca uses los mismos calcetines que llevaste durante todo el día. Ponte siempre un par limpio y fresco para evitar una acumulación bacteriana (que puede originar infecciones fungicidas/ hongos). Después de quitarte los calcetines del día, limpia los pies y sécalos completamente, especialmente entre los dedos.

Elegir los calcetines adecuados también es muy importante. Debe haber espacio suficiente para que el flujo de aire se mueva alrededor de tus pies, evitando el sobrecalentamiento y la sudoración.  Si tus pies están demasiado calientes, el número de bacterias crecerá. Compra un par de calcetines de fibra natural y que no sean muy gruesos.

Estamos seguros que estos consejos son la mejor política que podemos encontrar en estos días, tan agitados por culpa del canijo Werito.

craveloygalindo@gmail.com

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas