.

jueves, 9 de febrero de 2017

Convierten las columnas del Periférico en jardines verdes

La Agencia de Gestión Urbana colocó dos mil 340 plantas sobre las columnas que sostienen el Segundo Piso del Periférico, de Molinos a Barranca del Muerto, para convertir parte de la vía en un área verde.

Para ello, la dependencia, que depende del Gobierno de la Ciudad de México, se apoyó en dos jóvenes emprendedores mexicanos, quienes se encargaron de diseñar el proyecto Vía Verde.

Fernando Ortiz, uno de los creadores, presumió que con su trabajo se logró dar vida y color a una de las avenidas emblemáticas de la capital.

Recordó que meses atrás los automovilistas que transitaban por el trayecto antes mencionado sólo apreciaban el color gris de los murales en su recorrido.

Ortiz explicó que el proyecto tardó cinco años en aterrizar y ponerlo en marcha; lo anterior, comentó, porque se tuvo que incluir un sistema de captación de agua pluvial, un diseño estructural  que permitiera mantener con vida a las plantas.

COLUMNAS. Según la AGU, que encabeza Jaime Slomianski, el proyecto contempla la transformación de otras mil columnas de cemento que conforman el segundo piso del Periférico, en una extensión de más de 60 mil metros cuadrados.

Explicó que actualmente fueron revestidas 50 columnas en el tramo de Molinos a Barranca del Muerto, lo que representan dos mil 900 metros cuadrados de áreas verdes y más de 100 mil nuevas plantas para la capital.

Cada una de las columnas cuanta con seis paneles de ocho metros de altura, en el que habitan dos mil 340 plantas de nueve especies distintas, dichas son de alta resistencia a plagas, enfermedades y no requieren de mucha agua, ni luz solar.

El creador del proyecto Vía Verde contó que el proceso de fijación de cada uno de los paneles se realiza sin perforaciones, por lo que está garantizado  que no habrá afectación en las columnas de concreto.

Indicó que  los panales fueron diseñados para poder moverse y dar mantenimiento al concreto.

VEGETACIÓN. Cada columna cuenta con un sistema de riego, además utiliza el agua de lluvia que se capta desde el segundo piso, “creando la charola de captación pluvial más grande del mundo”.

Una vez concluida la temporada de lluvias, se utilizará agua tratada para garantizar que nunca se utilice agua potable para mantener con vida las plantas.

Los paneles contienen aproximadamente 10 especies de plantas diferentes, las cuales se adaptan a cualquier tipo de clima y se adecúan a cualquier cambio de temperatura.

Asimismo, la AGU informó que cada seis meses se realizará una poda para evitar afectaciones en la vía.

Fernando Ortiz destacó que las plantas fueron seleccionadas para que logren sobrevivir con el mínimo de luz solar y agua.

Además que cada columna cuenta con un sistema de monitoreo que permite revisar su estado, es decir, checarán las condiciones de humedad, luz, nutrientes y corriente eléctrica.

Todo esto transmitido en tiempo real.

RECICLAJE. Las membranas donde se plantaron los vegetales fueron fabricadas con material reciclado de botellas de PET.

Cada columna requirió aproximadamente seis mil 890 botellas de 600 mililitros. En total, para llevar a cabo la primera etapa de prueba, se utilizaron alrededor de 310 mil piezas de plástico.

Es de mencionar que para crear un metro cuadrado de membrana —la tela que sostiene a las plantitas—se necesitan más de 63 botellas de PET.

Esto quiere decir que para lograr vestir las mil columnas esperadas, se utilizarán más de tres millones de botellas.

Y es que este proyecto es totalmente mexicano. 30 internas del Centro de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla se encargaron de confeccionar los más de mil metros cuadrados de malla que cuelgan en los jardines verticales.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas