.

jueves, 23 de febrero de 2017

Construcción de malls provoca pérdida de identidad en delegaciones: socióloga

La socióloga de la UAM, Linda Vázquez, asegura que la proliferación de malls en la Ciudad de México lo único que está provocando es la pérdida de identidad de cada región, ya que, señala, no es lo mismo construir una plaza comercial en la zona centro, que están más acostumbrados a la urbanización y modernidad, que las delegaciones de la periferia como Xochimilco, Tlalpan y Milpa Alta.

La especialista dice a Crónica que esta pérdida de identidad se debe a que hoy en día “las tendencias y la moda marcan la pauta de la sociedad”.

Y pone como ejemplo que los jóvenes ahora prefieren dar vueltas y vueltas en una plaza comercial que caminar por áreas ecológicas o pasear por una trajinera.

 “Las constructoras están llevando la modernidad a la periferia. Una, para urbanizar (la zona), y la otra, porque acerca la modernidad a estas personas”, dice la especialista.

Y agrega: “También es una cuestión de comodidad, no es lo mismo que la gente tenga que trasladarse desde Xochimilco a Polanco, que ir a una plaza que esté cerca de su casa”.

La socióloga alerta del problema de edificar grandes centros comerciales en zonas que alguna vez fueron o son pueblos originarios.

Comenta que los habitantes son dueños de negocios, tiendas y microempresas, que por la construcción de malls sufren pérdidas económicas significativas.

Lo anterior, indica, se debe a que en gran parte han perdido competitividad y variedad, en relación con las marcas de renombre.

“Por ello se verán obligados a adaptarse para mantener su hegemonía”.

“La gente va a preferir, por estatus, compra un abrigo o una bolsa en Liverpool a comprarla en el tianguis de su colonia o en una tienda que venda productos mexicanos. Se abre la posibilidad de encontrar nuevas opciones”, comenta.

Por otra parte, refiere que un centro comercial se relaciona directamente con actividades de ocio, convirtiendo el tema del consumo en un pretexto para ocupar el tiempo libre.

Linda Vázquez asegura que la producción desmedida de malls responde a la expansión de una influencia cultural del consumo, “esto quiere decir que se crea una nueva forma de vida teniendo como punto central la globalización económica o mejor conocida como cultura global”.

Añade: “se trata de un efecto local, lo que quiere decir que la globalización trae a tu localidad a sus máximos exponentes. La cultura global se está comiendo a las culturas ancestrales, a las originarias. Aun a costa del endeudamiento, ya que más de la mitad de los capitalinos utilizan la deuda para adquirir”, aclara.

Fuente: La Crónica.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas