.

jueves, 16 de febrero de 2017

Cañazos / Repatriados hacia cinco estados

Arturo Bárcena Bazán

En su edición de antier Excélsior titula como nota principal “5 Estados, refugio para deportados” y en su sumario da cuenta que estos estados son: Michoacán,  Guerrero, Veracruz, Oaxaca y Chiapas.

Gerardo Gutiérrez Candiani, jefe de la Autoridad Federal de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), del  país, asegura que los repatriados de Estados Unidos serán ubicados en esos cinco estados.

Tengo mis preocupaciones, porque Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, cuatro de los estados mencionados para reubicar a los repatriados, son cuatro de los estados con más pobreza en el país, centros de movimientos guerrilleros, cultivadores de drogas, centro del narcotráfico y de la inseguridad. A ello hay que agregar el descontento del magisterio, sobre todo de la Sección 22 de la CNTE.

A Chiapas habría que agregarle que es  el primer estado receptor de indocumentados provenientes de Centroamérica; además está latente la presencia de los mara salvatruchas. Todo ello lo convierte en un estado potencialmente conflictivo.

Veracruz es una entidad con presencia del narcotráfico, de indocumentados, pero tiene a su favor que es un estado con amplio sector agropecuario por desarrollar, además que existen un sinfín de industrias establecidas en la región, a lo que hay que agregar la necesidad que habrá de empleos ante la próxima explotación de nuevos pozos petroleros, cuya a exploración  y producción ha sido obtenida por empresas privadas y extranjeras a través de licitaciones ganadas en las diferentes Rondas.

Un detalle importante que no debe pasar desapercibido es que en Veracruz y Chiapas sus ciudadanos no se sumaron el pasado domingo a la convocatoria de organizaciones civiles para manifestarse por el respeto a México. No les importó a poco más de seis millones de mexicanos lo que afrontan los migrantes mexicanos en Estados Unidos.

Gerardo Gutiérrez afirma que “Hay una mesa de seguridad donde participan el gobierno federal, las Fuerzas Armadas y vamos a estar en contacto permanente. Tenemos un gran apoyo de gobiernos estatales y presidentes municipales”.

Tendrá en cuenta Gutiérrez Candiani que con la Ley de Seguridad Interior aumentan las probabilidades de que el Ejército y la Marina se retiren a sus cuarteles Además de que en Oaxaca si algo falta son medios de comunicación terrestres para comunicar a los 561 municipios de un estado abrupto, montañoso y con zonas de extrema pobreza. Además, no cuenta con fuerte poderío industrial. Habrá que impulsarlo y para ello no se necesita solo de declaraciones, sino manos a la obra, una obra que no ha existido en los últimos gobiernos oaxaqueños, ni a nivel estatal, ni municipal y ahí está la  prueba en que el turismo oaxaqueño no ha logrado despegar a pesar de contar con  Montealbán, Huatulco, Puerto Escondido, Puerto Ángel y  la capital Oaxaca como centros turísticos importantes.

En Michoacán y Guerrero, centros de producción, distribución y venta de drogas, estados en continua lucha entre los cárteles de la droga. Si un repatriado no encuentra trabajo o si la ayuda que le proporciona el gobernó federal se le agota, ¿ no será posible que recurra al narcotráfico para solventar sus necesidades de él y su familia?

Me queda la duda si los repatriados han sido calificados según su experiencia - no digo delincuencial, porque el gobierno estadunidense afirma que está repatriando en su mayoría a personas con antecedentes penales en la Unión Americana -,  obreros y cuál es su especialidad, comerciantes, agricultores, empleados hoteleros, gastronómicos, choferes de autotransporte (que pueden ser necesarios por las inversiones petroleras) y en otros sectores de la producción. Porque si es así será más fácil ubicarlos o apoyarlos en las actividades en las que son especialistas y no solo reubicarlos, poniéndolos a merced de la delincuencia.

Es urgente, imperioso, que los 50 consulados mexicanos en Estados Unidos utilicen al ciento por ciento, con honestidad, los mil millones que el Presidente Peña ofreció para proteger a los connacionales. Ese es el asunto. Hay que pagar a abogados, unirse a las asociaciones latinas que luchan contra la deportación. Hay que evitar que los connacionales sean repatriados, ello antes que buscarles un lugar donde vivir en el México que ellos dejaron por la situación precaria como vivían. Una situación que no quieren volver a vivir.

Una observación: Veracruz, Guerrero, Michoacán, Chiapas y Oaxaca, son estados turísticos visitados por extranjeros, principalmente provenientes de Estados Unidos, país que los repatrió, ¿los connacionales no tendrán ningún resentimiento por su expulsión y podrán atender a los visitantes futuros?

Para bien del país, ojalá que esta reubicación haya sido profundamente estudiada y sea benéfica para México.

Facebook:  Barcena Bazan
Twitter: @abarcebab

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas