.

martes, 24 de enero de 2017

Mirando a Fondo / Sobran diputados y senadores

Víctor González Avelar

ENTRADA.-Dentro del descredito que sufren en estos tiempos la mayoría de las instituciones del país, sin duda una de las señalados y reclama por la ciudadanía es el actual número de legisladores al Congreso de la Unión.

Aunque algunos estudiosos de los sistemas políticos han venido señalando la necesidad de reducir el número de los legisladores, en sus argumentos para impulsare la reformar que pueda llegar a modificar el actual sistema para integrar ambas cámaras, no han pasado por el franco y abierto malestar general que tiene la población sobre el tema.

El descredito y desgaste que ha sufrido a últimas fechas el poder legislativo, se bebe en gran parte y sin  dudas alguna, a la ostentación de sueldos, gastos, bonos y prestaciones que se han asignado los legisladores, y lo que es peor, que los ostentado y publicitado en todos los medios, asunto que hiere y mortifica a millones de mexicanos que con muchas dificultades pueden llegar a cubrir los gastos mas elementales en sus hogares.

SOPA.- Pero al margen de este detalle de por sí muy importante, México no necesita tantos y tan bien pagados legisladores. La reducción en el número de legisladores a nivel Federal, ya es  una necesidad para una mejor función de las cámaras y de sus resultados. Actualmente tenemos 500 Diputados y 128 Senadores en el Congreso de la Unión lo que representa un total de 628 legisladores a nivel Federal. Esto ocasiona un manejo muy complejo en la toma de acuerdos y por otra parte, resulta sumamente oneroso para el erario federal.

Por otra parte, la realidad del país nos dice que los ciudadanos (o muy pocos de ellos), se sienten realmente representados por los diputados y senadores que llevaron al Congreso de la Unión.

PLATO FUERTE.- Tenemos el sistema de votación mayoritaria relativa (para elegir 300 diputados) bajo el modo de distritos electorales uninominales. Pero también tenemos el sistema de elegir con base en listas regionales y circunscripciones a (200 diputados) llamados de representación proporcional.

Por lo que respecta a los Senadores elegimos 64 bajo el principio de votación mayoritaria relativa: dos por cada Estado y dos más por el Distrito Federal. Pero sin respetar los históricos principios federalista que inspiraron a varias de las constituciones  del mundo occidental salimos con la batea de babas de elegir 32 senadores más mediante una primera minoría bajo el sistema de representación proporcional  y  mediante el sistema de listas votadas en una sola circunscripción plurinominal nacional.

Siguiendo un criterio netamente populista, el legislador quiso darles   también representación a las pequeñas fuerzas políticas del país y felicitarles de esta manera su ingreso al Congreso de la Unión; por otra parte, le permitió ayudar a los propios partidos políticos para que, aunque los ciudadanos no hayan votado por sus candidatos, de todas maneras, irán al congreso.

Este sistema no mejoro en nada el proceso legislativo. Por el contrario, ha permitido las componendas y el chantaje legislativo por debajo de la mesa. Suena contra el sentido común y el espíritu democrático, que diputados o senadores que no ganaron la mayoría en sus elecciones pueden pasar a la tribuna, las más de las veces, para entorpecer los procesos de las cámaras.

Pero lo peor, estos legisladores de representación proporcional incrementan casi en un 50% los gastos del Poder Legislativo.

POSTRE.-  El Congreso de la Unión puede funcionar no solo bien, sino incluso mejor si se disminuye el número de sus integrantes. Esta disminución provocaría impactos positivos en toda la cadena del proceso legislativo, Es por ello de esperarse que la propuesta de la bancada priista para suprimir 200 diputados y 32 senadores sea aprobada. Seria una manera de mejorar a México y a sus instituciones.

DIGESTIVO.- Articulo  aparte merecería el INE el más gastador de dineros de los entes públicos. Aquí también se debería hacer una revisión de su  plantilla de empleados y funcionarios, de gastos, bonos, prebendas etcétera. Tan vive fura de la irrealidad su actual presidente, que ya quería construir unas nuevas y faraónicas nuevas oficinas en Tlalpan.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas