.

martes, 17 de enero de 2017

La Cueva de la Hidra / Las PYMES

Margarita Jiménez Urraca

Las PYMES –pequeñas y medianas empresas- son las heroínas anónimas de la economía nacional, lo han sido siempre. En los momentos de zozobra e incertidumbre que se viven, pocos se refieren a ellas, a sus tribulaciones, cómo repercutiría el costo de los combustibles en sus precios al mercado y en los empleos que generan. En 2015 el país tenía casi 5 millones de empresas y, de ellas, más de 4 millones eran PYMES, de las que 3.9 millones estaban clasificadas como microempresas. Ellas dan 7 de cada 10 empleos a los mexicanos, y aportan el 52 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto). Las PYMES tienen un promedio de vida de 7.7 años, ya que el 70 por ciento cierra antes de cumplir los cinco años de operación y sólo el 14 por ciento de éstas señala haber tenido conocimiento de los programas de apoyo del gobierno.

En el Estado de México se concentra el mayor número de empresas, más de 600 mil. Las que han sobrevivido por encima del promedio, lo han hecho porque han innovado en su manera de producir, en los servicios que prestan o en la manera de comercializar porque se han apalancado con nuevas tecnologías y han dejado atrás el “cómo se hacía antes era mejor”, en cambio han ido al encuentro de cómo se hará, es decir van al encuentro de la historia del futuro.

La realidad se impone: el incremento de los precios de los combustibles, las amenazas de Donald Trump a las empresas y a los trabajadores mexicanos nos preocupan pero no nos ponen a temblar. El mexicano es imaginativo, pragmático, cuando la piedra en el zapato aprieta, es decidido, luchador, con grandes habilidades en sus manos y talentos diversos en los ámbitos técnico y tecnológico, con una cultura que puede invadir a los Estados Unidos y a muchos países más, cuyo gen indescifrable nos hace fuertes. Son fortalezas a no dudarlo, pero por amor de Dios consideren que las PYMES son los grandes empleadores de mexicanos y no se ha escuchado al Secretario de Hacienda, al de Economía, al Canciller, al Gobernador del Banco de México o a los medios de comunicación, referirse a este 70 por ciento de empleos que crean los formidables pequeños y medianos empresarios. Está muy bien que se bajen los sueldos los funcionarios, que se entre a una política de austeridad -ya era hora-, pero vuelvan los ojos a las PYMES mexicanas que han sostenido el empleo por décadas y que es una de las grandes fortalezas de nuestro país.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas