.

jueves, 5 de enero de 2017

Con el regreso de Videgaray, la carrera rumbo al 2018 se modifica

José Luis Camacho Acevedo

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, agradeció a la empresa automotriz Ford su decisión de cancelar la construcción de una planta en el estado de San Luis Potosi. La inversión de mil 600 millones de pesos cayó como balde agua fría para el gobierno federal en medio de la crisis del gasolinazo.

A través de su cuenta de Twitter, el magnate aplaudió la creación de 700 nuevos empleos en Estados Unidos. En el mismo tono, Trump se lanzó contra General Motors por hacer su modelo Chevy Cruze en México y la acusó de enviar los autos a ese país sin pagar impuestos, por lo que amenazó a la empresa con imponer un “gran impuesto fronterizo” si no fabrica el auto en su país.

Un día después, el presidente Enrique Peña Nieto decidió regresar a Luis Videgaray a su gabinete, ahora como canciller, en sustitución de Claudia Ruiz Massieu.

"Ante el cambio de gobierno en EU el próximo 20 de enero, las instrucciones para el doctor Videgaray son las de acelerar el diálogo y los contactos para que desde el primer día se puedan establecer las bases de una relación de trabajo constructiva que nos permita fortalecer los vínculos bilaterales en materia de seguridad, migración, comercio e inversión", dijo Peña Nieto.

Luis Videgaray fue uno de los promotores de la cuestionada visita de Donald Trump a México a finales de agosto pasado. El funcionario, que dejó el cargo por las críticas y presión que generó al Gobierno de Peña Nieto, justificó entonces la visita del hoy presidente electo de Estados Unidos como una oportunidad de iniciar el diálogo con alguien que “sí podría ser presidente”.

Vamos a voltear a ver este día, si este hombre es electo, y vamos a decir 'oye a lo mejor eso que criticamos en su momento parecía un error político, pero tal vez fue un acierto'.

Videgaray advirtió sobre la importancia que tenía que el presidente Enrique Peña Nieto hablara con el entonces candidato sobre sus propuestas acerca del Tratado de Libre Comercio, “que representan un riesgo real”.

Señaló que si bien las declaraciones y propuestas de Trump han agraviado a todos los mexicanos, el presidente “tenía dos o tres opciones: una quedarse de brazos cruzados, otra era hacer declaraciones incendiarias, confrontarlo e incluso intercambiar insultos, y el presidente optó (…) por un dialogo inteligente, firme, siempre basado en el respeto y en la defensa del interés nacional".

El regreso de Videgaray en un momento tan crítico para el país y para el gobierno federal tiene gran resonancia, ha demostrado tener gran capacidad negociadora y de antelación ante los diversos escenarios. Podría entonces significar su regreso triunfal a la carrera presidencial rumbo al 2018.

El actual secretario de Relaciones Exteriores parecía muy lejano, con su destitución había perdido su lugar como favorito para ser el próximo candidato presidencial por el PRI, hoy ha recuperado ese puesto. Ya veremos cómo pintan las elecciones este 2017, pero mucho depende de cómo sorteé el gobierno la actual crisis que se vive en todo el país por el aumento en el precio de los combustibles.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas