.

lunes, 30 de enero de 2017

Comentario a Tiempo / Solidarios con México

Teodoro Rentería Arróyave*

PACHUCA, HIDALGO. Los mexicanos sabemos cuándo y por qué nos brota espontanea nuestra unidad nacional. Somos de tal manera libres, que muchos de los temas sociales los llevamos al terreno de la broma y al exceso de la burla y la picardía.

Miles, por no decir decenas de miles de extranjeros que nos visitan se enamoran de nuestro país, obvio, y de su gente por esa nuestra manera de ser; seguramente en esa apertura, en esa informalidad es donde se encuentra el meollo de ese ambiente que los hace quedarse en nuestro país o repetir sus estancias.

Cuántas veces hemos escuchado frases que sintetizamos en la expresión: “no se qué tiene México, que me hace quererlo,  admirarlo y vivirlo”.

Ahora con las expresiones y acciones agresivas del presidente estadounidense, Donald Trump, han brotado espontaneas toda clase de muestras de solidaridad, desde las personas que conforman los grupos homogéneos y a la vez de los más diversos conglomerados, como las que se singularizan por sus actividades o liderazgos y no se diga de las que ostentan poder o representatividad gubernamental.

Sin embargo, como se dice de común: “de todo hay en la viña del señor”. Este odio sin sentido y sin razón contra México y los mexicanos, que ha sido punta de lanza de campaña y ahora de gobierno del magnate presidente, obtuvo el beneplácito que se convirtió en votos de ese segmento, que abarca casi la mitad de los estadounidenses y que se quedó anquilosado en el complejo de superioridad y en su manifestación primitiva del racismo a ultranza.

México ha recibido la solidaridad casi mundial, sino no fuera por dos sujetos con poder, pero ambos representantes de esos sectores de la ultraderecha, que por fortuna no representan el sentir de sus pueblos.

Nos referimos al primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, quien en su cuenta de twitter escribió: “Gran éxito, Gran Idea”, en referencia a la amenaza de Trump de construir un muro en la frontera con México. Es el mismo sujeto que cuando Barack Obama gobernaba la gran potencia, después de que su nación por cerca de 50 años apoyó a Estados Unidos en su embargo económico a Cuba, se abstuvo en la última votación en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, ONU. A tal grado es el bochorno de la posición lacayuna de Netanyahu que la comunidad judía de México se desligó de las declaraciones del gobernante israelí.

El otro, con menos representación, pero igual de peligroso, es el presidente de España, Mariano Rajoy, éste más rajón, como lo hemos calificado con anterioridad, se limitó a no apoyar a México en su diferendo no con Estados Unidos, sino con el millonario que se hizo del poder de la gran potencia mundial. El Partido Socialista Obrero Español, PSOE, no sólo apoyó a México, además le exigió a Rajoy que salga “enérgicamente en defensa de México” y promueva una cumbre de la Unión Europea en ese sentido y concretó con una advertencia a Trump: “No vamos a consentir trato de desprecio a ningún país amigo de España de la Unión Europea, empezando por México.

La unidad nacional mexicana es nuestra fuerza vital, misma que con la solidaridad de los pueblos y gobiernos del mundo, erigirán el muro virtual para enfrentar el de la ignominia, del abuso y del absurdo.

* Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.mx, y www.clubprimeraplana.com.mx

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas