.

lunes, 23 de enero de 2017

Comentario a Tiempo / Chauvinista e iluminado

Teodoro Rentería Arróyave*

PRIMERA PARTE

En su discurso inaugural de su presidencia, Donald Trump no cambió sus posiciones chauvinistas, populistas, proteccionistas y agregó una característica más de su enfermiza personalidad: el sentirse iluminado, sólo Dios y yo, fue su mensaje crucial y sin embargo le bajó a sus amenazas, a su racismo y a su misoginia que fueron banderas de su campaña electoral.

Por algo no se colapsaron los mercados, aunque debemos de esperar a la apertura del lunes próximo, sin embargo un pequeño aviso positivo es que el peso mexicano ganó unos centavitos.

Vale la pena hacer un ejercicio de cada una de las partes del discurso en el Capitolio que pronunció Donald en una ceremonia de pompa y circunstancia, como buenos herederos de la corona inglesa. Sólo faltó la Marcha Triunfal de Aida, como se acostumbra en las fiestas de las quinceañeras.  

Después de los saludos de costumbre, Trump inició su arenga de esta manera: “Ahora nosotros, los ciudadanos de Estados Unidos, estamos unidos en una gran iniciativa nacional para reconstruir nuestro país y restaurar su promesa para todo nuestro pueblo. Juntos definiremos el rumbo de Estados Unidos y el mundo durante muchos, muchos años por venir. Enfrentaremos desafíos. Confrontaremos dificultades, pero cumpliremos con el trabajo”.

Esta parte ni siquiera nos debe de extrañar, sobre todo a los mexicanos, cada presidente, cada gobernador, hasta los presidentes municipales a lo que se han dedicado, no es sólo a criticar a los antecesores, sino inclusive a destruir lo hecho para empezar de nuevo, según aseguran, con sus características propias. Aquí también cabe agregar, que Donald además de todo es un demagogo.

“Cada cuatro años nos reunimos en estas escaleras para realizar una transferencia ordenada y pacífica del poder, y estamos agradecidos con el presidente Obama y la primera dama Michelle Obama por su gentil apoyo a lo largo de esta transición. Han sido magníficos. Gracias.

Sin embargo, la ceremonia de hoy tiene un significado muy especial. Porque no solo estamos transfiriendo el poder de una administración a otra o de un partido a otro, sino que estamos transfiriendo el poder de Washington y se lo estamos devolviendo a ustedes, el pueblo.

Durante demasiado tiempo, un pequeño grupo de la capital de nuestra nación ha cosechado las recompensas del gobierno mientras que el pueblo ha pagado los costos. Washington floreció, pero el pueblo no compartió su riqueza”.

Amables palabras al principio del presidente 45 de la Unión Americana, como se insistió en la ceremonia, para luego asegurar que los gobiernos anteriores fueron elitistas, trabajaron para las élites y ahora se trabajará para la gente. El populismo en todo su esplendor.

Mientras tanto el Women´s March -marchas de las mujeres-, contra Donald, que se han reproducido en todo el mundo, dan ejemplo a los movimientos de protesta o resistencia; Trump nos declara la guerra a todos los periodistas y el próximo 31, Enrique Peña Nieto será el primer mandatario que reciba el flamante presidente en la Casa Blanca. La pregunta está en el aire: ¿Resistirá tanta oposición el magnate cara dura? CONTINUARÁ.

* Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.mx, y www.clubprimeraplana.com.mx

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas