.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Metrópoli Central / El INE y los OPLE´s

Mtro. Fernando Díaz Naranjo
Consultor y Analista Político
@fdodiaznaranjo

A raíz de la reforma constitucional de 2014 en materia político electoral, se generaron nuevas leyes secundarias en 2015, mismas que se pusieron a prueba en el proceso electoral federal y en las elecciones locales de ese año.  Como toda norma se han encontrado áreas de oportunidad para mejorarla.  Asimismo, a partir de entonces se ha esgrimido un debate en torno a la organización de las elecciones.

En principio, al INE le fueron otorgadas más de 70 nuevas facultades, entre las que destacan el hacerse cargo de la capacitación electoral, la fiscalización, así como en la emisión de lineamientos y diversas disposiciones en materia electoral tanto federal como local, entre otras.  A esto muchos analistas, por un lado, han insistido en que esto disminuyó el actuar de los Institutos Electorales Locales, hoy llamados Organismos Públicos Locales Electorales; por el otro lado, se ha argumentado que se potenció la fuerza del INE al grado de que han existido opiniones que expresan la necesidad de que sea analizada en su oportunidad, la posibilidad de que dicha Institución Nacional Electoral realice no sólo las elecciones federales, sino también las elecciones locales.  De hecho, esto ya ha sucedido, baste recordar lo mandatado por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación para que el INE realizara la elección extraordinaria para la renovación del ejecutivo local en el Estado de Colima.

Esta polémica a favor de que el INE se haga cargo de las elecciones locales y federales se ha ventilado de manera pública en el seno del Consejo General del INE, así como en los órganos legislativos.  Por ello, se ha convertido en una tradición que luego de un proceso electoral, sobre todo de carácter federal, se revisa y analiza el marco normativo que, antes de la elección siguiente sufre cambios, en algunos casos sólo precisiones pero en otros integra cambios significativos.

En mi opinión este debate, deberá darse pasadas las elecciones locales de 2017, así como el proceso electoral federal de 2018 (incluyendo las elecciones locales también de ese año), con el objeto de no interferir el desarrollo de dichos procesos electivos.

Ahora bien, de generarse el debate para pasada la elección de 2018, soy de la opinión que debe redefinirse algunas atribuciones otorgadas por el legislativo al INE, como por ejemplo, la designación de los consejeros electorales de los OPLE´s; bien cabría analizar otro sistema en el que, dicho sea de paso, ya han existido diversos pronunciamientos al respecto.  De entrada, desvincular dichas designaciones de la autoridad electoral federal generaría una auténtica autonomía a dichos Institutos Electorales Locales.  Entre las propuestas que se han presentado la que más me llama la atención es que fueran las Universidades, es decir, la academia, quien se hiciera cargo de dicho proceso.  Creo que no estaría mal darle un buen análisis y, de ser el caso, ponerla en marcha.

Por parte de los OPLE´s sería muy oportuno analizar cada caso, es decir, cada entidad federativa.  Encontraremos que hay Institutos Electorales Locales que han sido punta de lanza no sólo en la organización de elecciones, sino también en la generación de sistemas y procesos de modernización electoral que, en un mediano plazo podrían generar ahorros a nuestra democracia en el que han existido muchas críticas respecto al costo tan elevado que generan los procesos electorales.

El INE y los OPLE´s deben de subsistir, lo que hace falta es redefinir las funciones de cada organismo de forma más clara y dotar de mayor autonomía a los Institutos Electorales Locales.  Esto por supuesto no corresponde a los Institutos Electorales sino al legislativo.

Este debate, estoy seguro, será uno de los más fundamentales pasando la elección tan trascendental que se generará en el 2018.  Estaremos atentos.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas