.

martes, 20 de diciembre de 2016

Merkel y ministros rinden tributo a víctimas del atropellamiento

BERLÍN. La canciller alemana, Angela Merkel, acudió hoy al mercado navideño de Berlín que ayer lunes fue escenario de un atentado terrorista, donde 12 personas murieron y medio centenar resultó herida cuando irrumpió un camión de gran tonelaje en esa zona peatonal.

La jefa del Gobierno, acompañada por sus ministro del Interior, Thomas de Maizière, y Exteriores, Franz-Walter Steinmeier, y el alcalde-gobernador de Berlín, Michael Müller, hizo una ofrenda floral junto a la vecina Gedächtniskirche, el lugar al que ciudadanos se acercaron espontáneamente a dejar mensajes de solidaridad.

Merkel firmó en el libro de condolencias abierto en este centro religioso -mantenido en ruinas para recuerdo de los horrores de la II Guerra Mundial- apenas unas horas antes.

Müller fue el primero en escribir en este libro, en el que recordó a las víctimas del ataque, y a él le siguieron una nutrida representación del Gobierno y el parlamento de la ciudad-estado de Berlín.

De seguido empezó a formarse en el interior de la iglesia una fila de personas, de distintas nacionalidades, que también querían dejar constancia de sus sentimientos tras el atentado.

En al menos dos puntos junto a esta iglesia los ciudadanos comenzaron de forma espontánea a dejar flores, velas y mensajes en recuerdo de los damnificados.

En otros puntos de la ciudad también se rindió homenaje a las víctimas del atentado, como en la puerta de Brandeburgo.

En una comparecencia previa, la canciller había expresado su conmoción, tristeza e indignación por lo ocurrido y dijo que, de confirmarse que el ataque fue cometido por alguien "que llegó al país en busca de refugio", sería "especialmente repugnante".

Merkel garantizó que la autoría del atentado será esclarecida y que sus responsables serán castigados de acuerdo a las leyes del país y expresó su rechazo a vivir "paralizados por el miedo ante el mal".

La propia Policía ha admitido las dudas existentes acerca de que el detenido el lunes como presunto conductor del camión, un refugiado paquistaní, probablemente no estaba implicado con el ataque.

El fiscal federal alemán, Peter Frank, explicó que todos los indicios apuntan a que el mortal atropello es un "atentado con trasfondo terrorista" cometido por una persona o un grupo del que, probablemente, no forma parte el único detenido.

"Hay que ir asumiendo la idea" de que el detenido anoche no era "quizá" la persona que lanzó el camión contra la multitud, explicó Frank.

Las medidas de seguridad y la presencia policial se ha reforzado en todo el país, especialmente en los mercadillos navideños, que en Berlín quedaron cerrados hoy en señal de respeto por las víctimas.

Fuente: Excelsior.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas