.

martes, 6 de diciembre de 2016

Comentario a Tiempo / Entre la edad antigua y la edad media

Teodoro Rentería Arróyave*

MERIDA, EXTREMADURA, ESPAÑA. Como siempre lo hemos hecho y tal como dice la conseja: trabajamos haciendo adobes, puesto que después del gran compromiso como miembros del Consejo del “Premio Cervantes” decidimos tomarnos algunos días sabáticos, sin embargo no dejaremos de escribir nuestra entrega diaria para compartir con ustedes respetados lectores y radioescuchas nuestras vivencias y experiencias.

Ya recorrimos tres ciudades extremeñas, por orden cronológico: Plasencia, Mérida, y Trujillo, en las cuales se combinan en su historia y en sus monumentales vestigios la Edad Antigua, antes de nuestra era y la Edad Media.

En cada calle o al cruzar un callejón lo mismo se encuentran templos y foros romanos que imponentes construcciones del medioevo.

En cualquier momento, y no había porque alarmarse, podrían aparecerse sujetos embozados,  con tizona y espada al cinto, o en Mérida ver a un soldado romano con su túnica y armadura.

Plasencia es una ciudad y municipio español de la provincia de Cáceres, situado en el norte de la comunidad autónoma de Extremadura. Sólo cuenta con un poco más de 40 mil habitantes, y eso que es el segundo municipio más poblado de la provincia y el cuarto de la comunidad autónoma.

Fue fundada como ciudad por el rey Alfonso VIII de Castilla en 1186. Su establecimiento en el lugar se debía a razones de estrategia militar propias de la Reconquista, pues a escasos kilómetros de la ciudad se hallaban las fronteras castellanas con el reino de León al oeste y con los musulmanes al sur. También la cultura árabe influyó en forma m.as que destacada en estas localidades.

Aunque la actual ciudad de Plasencia se fundó hasta el año mencionado, hay pruebas de que el territorio ya estuvo habitado en la Prehistoria, pues se han hallado restos de cerámica en la cueva de Boquique. Se asegura que en ese suelo existió la ciudad de Ambroz o Ambracia.

El conjunto monumental de la ciudad está declarado bien de interés cultural desde 1958.  Nos impresionó de su entramado urbano placentino las dos catedrales, unidas entre sí: la catedral vieja y la catedral nueva. La primera fue construida entre los siglos XIII y XIV, de estilo románico y La nueva, proyectada a finales de siglo XV.

Es de destacarse que al llegar, lo primero que impresiona son las Murallas de Plasencia. En efecto, esta ciudad fue una ciudad amurallada que protegía el casco antiguo desde la época fundacional, permitía el paso a dicho casco antiguo sólo a través de sus puertas: puerta de Trujillo, de Coria, de Berrozanas del Sol, de Talavera, del Clavero y postigo del Salvador.

Junto a la muralla hay construcciones destacables como la Torre Lucía, una torre en cuya parte superior se encendía antiguamente una hoguera por las noches, usándose como faro para los caminantes que se acercaban a la ciudad. Tomamos un comentario de una niña que le pidió a sus padres que ya la sacarán de esos vestigios de la historia, por que ya había vivido más de dos mil años. Así de ricas en la historia, son estas ciudades.

* Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.mx, y www.clubprimeraplana.com.mx

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas