.

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Trump efectivamente es un peligro para México: El gobierno debe prepararse para una nueva relación

José Luis Camacho Acevedo

Seguramente Donald Trump tiene plena conciencia de que en Estados Unidos existen dentro de su sistema político los contrapesos necesarios como para impedirle pensar siquiera que desde la Casa Blanca puede llevar a la práctica las más descabelladas de sus ideas.

Pero México tiene ante sí un real peligro con el republicano ganador de las elecciones, que hasta el momento de escribir estas notas, había un claro presagio de que su victoria sería propinando una verdadera paliza a los Demócratas.

1.- Trump no cambiará su percepción sobre la “carga” que representan los inmigrantes para Estados Unidos.

2.- Su inexperiencia diplomática es un riesgo para un país como el nuestro con el que tiene 3200 kilómetros de frontera, por principio cambiando las reglas comerciales, ya de por sí asimétricas en favor de EU, sin buscar consensos dentro de su país y de tender puentes con el nuestro.

3.- Las manifestaciones inmediatas de los mercados (El Down Jones cae 800% y el peso rebasa los 20 pesos aún sin confirmarse oficialmente el triunfo de Trump) son señales inequívocas que la impericia del republicano en el manejo de decisiones políticas que impacten la economía causan temor de que su gestión será de grandes sobresaltos producto de su temperamento inestable.

4.- Asignaturas bilaterales como el combate al crimen organizado son una incógnita en el plan de gobierno de Donald Trump.

Una política desconfiada y restringida de seguridad nacional sobredimensionada por Trump en relación a la cooperación con México para enfrentar ese riesgoso y creciente fenómeno tendrá una consecuencia favorable a las más grandes y violentas organizaciones criminales.

5.- Los analistas mexicanos han tratado el asunto con una ingenuidad, como la que mostraron en sus optimistas opiniones los asistentes a la mesa que organizó López Dóriga ayer; o los que se manifestaron como sorprendidos por la reacción de los votantes en favor de Trump sin meterse a fondo a diseccionar a fondo el hecho de que el sistema tradicional de partidos ya está agotado en la mayoría de los países del mundo es una de las razones que dieron ayer el triunfo a Trump.

Recuerdo, como final de estas notas, una frase de una de las tonadillas del grupo Abba que decía, m´s a propósito ahora con el evento de las elecciones en estados, que el ganador se lleva todo, aún con el sistema de contrapesos, es dolorosamente cierta.

Como dijo Obama, mañana volverá a salir el sol y tendremos que enfrentar la realidad, sea la que sea.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas