.

martes, 15 de noviembre de 2016

Mariely Manterola: ¡Verde que te quiero verde!

Yamiri Rodríguez Madrid

Tanto en la política como en la iniciativa privada, la improvisación resulta muy costosa.   La flamante Presidenta de la Mesa Directiva de la LXIV Legislatura Local, María Elisa Manterola Sainz, cometió su primera pifia a escasas dos semanas de haber iniciado su encomienda.

Y es que tal parece que no se ha podido despegar de su carácter de empresaria radiofónica, allá en su natal Martínez de la Torre, pues cree que el puesto que ocupa es de carácter informativo y no de institucionalidad, que es una de las características que se requiere para ser la cara del Poder Legislativo veracruzano.

Así, Mariely Manterola armó tremenda revuelta cuando, haciendo un uso irresponsable de las redes sociales, “subió” una carta que había sido supuestamente enviada por el prófugo gobernador con licencia, Javier Duarte de Ochoa, en el que regresaría a su encomienda.

Inexperta en el arte de hacer política, rápidamente lo comunicó afirmando que validarían la carta, y medios nacionales se fueron en banda con el tema de que éste regresaría.

Obviamente, eliminó la publicación de sus redes sociales y después, como cortina de humo, empezaron a circular fotos sobre quién les había presentado el 4, si Jorge Ramírez Tubilla, ex subsecretario de la Sefiplan o José Ramón Cárdeno Shaadi, el ex secretario particular de Duarte, el mismo que grito: ¡Viva Duarte! en pleno grito de Independencia.

Sin duda, la escuela de la vida le acaba de enseñar una gran lección a Manterola Sainz pues no podrá, ante cada asunto delicado que reciba, primero twittearlo antes de analizarlo.  ¡Ya ni le digo lo mal que lee porque eso, a esas alturas, es pecata minuta!

¿Qué dirá a todo esto el Gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, al constatar la inexperiencia de la Presidenta? Por eso dice un viejo dicho: la culpa no la tiene el indio, sino quien lo hace compadre. Así se empieza legislando, con el hambre del reflector…

@YamiriRodriguez

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas