.

jueves, 3 de noviembre de 2016

Enfoque Global / WWF: La biodiversidad en peligro

José Luis Ortiz Santillán

El Fondo Mundial para la Naturaleza, el WWF por sus siglas en inglés, el organismo internacional dedicado a la conservación de la vida animal en el planeta, ha publicado este jueves 27 de octubre su “Informe Planeta Vivo 2016 - Riesgos y resiliencia en una nueva era”, haciendo referencia a la capacidad existente para superar las circunstancias traumáticas actuales y mejorar la vida en el plantea https://www.worldwildlife.org/pages/living-planet-report-2016.

En el Informe se señala que “Vivimos en una nueva era geológica, denominada “Antropoceno”, en la que los seres humanos, más que las fuerzas naturales, son la causa principal del cambio planetario. Esta etapa se considera como el sexto evento de extinción masiva en la historia del Planeta.”, dejando claro que los seres humanos están depredando el planeta en aras de su desarrollo incontrolado.

Sin embargo, se afirma que la tierra, nuestro único planeta hasta ahora, sigue sufriendo sin pausa, el agotamiento de la vida silvestre. Entre 1970 y 2012, la cantidad de especies de vertebrados ha disminuido en general en un 58%. Por lo que “Si persiste esta predisposición, en 2020, las poblaciones de vertebrados habrán menguado, en promedio, 67% con respecto a 1970.”, señala el Informe.

La WWF hace referencia a una encuesta basada en el seguimiento a 4 mil especies repartidas en 14 mil poblaciones alrededor del mundo, efectuada con la participación de 150 científicos; concluyendo que la poblaciones de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces, en promedio se redujo en más de la mitad en un lapso de poco más de cuarenta años.

El WWF señala que la “presión humana creciente amenaza los recursos naturales de los que depende la humanidad e incrementa el riesgo de la inseguridad alimentaria e hídrica y de la competencia por los recursos naturales.”, por lo que los resultados de la encueta deberían ser un llamado a la conciencia de todos los hombres y mujeres del plantea, pues los datos que arroja son ahora más preocupantes que en el pasado, cuando se informó de una disminución de la población del 52% en comparación con 1970; lo cual indica que pese a los adelantos tecnológicos y el desarrollo cultural, el ser humano no sólo está depredando la vida en la tierra, sino que día a día avanza rumbo a su desaparición, si se reducen los animales y las plantas de las cuales depende para su alimentación.

Como es lógico, las especies que viven en el agua dulce son las que han experimentado la mayor disminución. El número de ellas se ha reducido en un 81% desde 1970, según el WWF; por  lo que su disminución está provocando la degradación de los hábitats y los ecosistemas, afectando el desarrollo de las zonas húmedas, las cuales son el hogar de casi el 10% de las especies conocidas en el mundo, las cuales cubren sólo el 0.8% de su superficie terrestre; poniendo en riesgo la sobrevivencia de los delfines de río, una especie ahora en peligro de extinción.

El Informe señala que la vida de las especies terrestres también se está deteriorando a una gran velocidad; pues las poblaciones han disminuido en un 48% en cuatro décadas, producto de la degradación del hábitat de las especies, en particular, debido a la deforestación. Por lo cual, las pérdidas son equivalentes en los mares, producto de la sobreexplotación.

El hombre y el desarrollo industrial basado en combustibles fósiles ha contribuido al calentamiento global del planeta, el cual está afectando la vida animal, aún cuando éste sea marginal, a excepción de los animales marinos; pero en la medida que avanza, su impacto será cada vez más importante, precisa el Informe; pues los cambios en el clima promueven el desplazamiento de espacies y la invasión de los espacios de otras, provocando el desarrollo de las especies invasoras en detrimento de las nativas. Al respecto, se “calcula que para el año 2090 México perdería, en términos generales, entre ente el 20 y 30% de su riqueza natural”, según el Informe.

El WWF precisa que como van las cosas, dos tercios de las especies habrán desaparecido en 2070, por lo que no es muy optimista sobre el futuro de los bosques húmedos y tropicales. Sin embargo, afirma que “México se encuentra entre los países con mayor biocapacidad para proveer bienes y servicios, ya que posee entre 25 y 500 millones de hectáreas globales para producir materiales biológicos útiles y para absorber desechos generados por los humanos.”, pero pese a ello sus riquezas naturales están amenazadas.

El informe deja claro que el desarrollismo y la industrialización desmedida están provocando el deterioro del medio ambiente, producto del consumo irracional de los recurso terrestres, lo cual está transformando los ecosistemas y poniendo fin a la vida de muchas especies, incluso la del propio ser humano a largo plaza.

El Informe indica que “la velocidad con que tracemos nuestro rumbo en el Antropoceno será determinante para nuestro futuro. Al permitir y fomentar innovaciones significativas y habilitarlas para que los gobiernos, las empresas y los ciudadanos las adopten rápidamente, aceleraremos el viraje hacia una trayectoria sostenible.”, precisa; por lo que “El reto está tomar mejores decisiones en función de la salud del Planeta.

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas