.

lunes, 17 de octubre de 2016

Comentario a Tiempo / Lo que no se dijo

Teodoro Rentería Arróyave

Bien que el presidente, Enrique Peña Nieto en la inauguración de la 72 Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa, haya afirmado que “la libertad de expresión y de prensa es el instrumento más poderoso contra el autoritarismo, la intolerancia y la mentira”, además de que “es la mejor garantía para avanzar hacia una auténtica sociedad de derechos y libertades”, así como que el Gobierno de la República “es absolutamente respetuoso de la libertad de expresión, de lo que piensan, opinan, publican o transmiten los periodistas”, y que “es obligación de un Estado democrático otorgar garantías a los periodistas para el ejercicio de su profesión, especialmente ante la amenaza a la libertad de prensa que representa el crimen organizado”.

Más aún, sus reconocimientos de de que la “La intimidación y los ataques contra periodistas no sólo afectan su integridad y el ejercicio de sus libertades individuales, sino que nos dañan como sociedad”; que “uno de los efectos de la crisis de violencia que se registró en México a finales del sexenio anterior, fue el incremento en el número de agresiones hacia los profesionales de la comunicación”, y en forma relevante la siguiente declaración: “Soy consciente de que, pese a los avances en los últimos años, aún hay crímenes contra periodistas que debemos resolver”.

En ese contexto, es de recordar que una de las asignaturas pendientes para abatir las agresiones a las libertades de prensa y expresión y que forma parte de la Agenda Legislativa Pendiente del Gremio Organizado Nacional es la federalización de los delitos contra las libertades de prensa y expresión.

Por su parte, Pierre Manigault, Presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, quien sólo se refirió a la Declaración de Chapultepec, misma que calificó como “un documento que constituye el alma y el corazón de nuestra misión y que ha inspirado otros tratados”, además de promover la relevancia de la libertad de prensa como el componente esencial de un sistema democrático sólido.

Por su parte el anfitrión, Juan Francisco Ealy Ortiz, Presidente y Director General de El Universal y Presidente de la Comisión contra la Impunidad de la SIP, señaló que “sin libertad no puede haber verdadero orden, estabilidad y justicia, y sin libertad de expresión no puede haber libertad”.

Todo bien, repetimos, pero falto decir que de acuerdo al registro puntual y documentado del Gremio Organizado: Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, Club Primera Plana y Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México, así como de su brazo académico, Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE, de 1983 a la fecha se han cometido 257 crímenes en contra de las libertades de Prensa y Expresión: 223 periodistas, 8 trabajadores de prensa, 15 familiares, 8 amigos de periodistas y 3 acompañantes.

Cabe aclarar que 2 periodistas mexicanos fueron asesinados en el extranjero, el más reciente, el del colega, Jacinto Hernández Torres en Estados Unidos, y dos colegas extranjeros fueron muertos en nuestro país, el último el de la fotoperiodista canadiense, Bárbara McClatchie Andrews de National Geographic. Esto es lo que nos se dijo.

* Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.mx, y www.clubprimeraplana.com.mx

Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Libertas