.

Columnas

NOTA PRINCIPAL

Oaxacalifornia, el festival que exploró nuevas experiencias gastronómicas

  • La pasión por la gastronomía dio lugar a Oaxacalifornia, un festival de sabores ancestrales, ingredientes mediterráneos y los chefs más ...

Política

Estados

Economia

Global

jueves, 29 de julio de 2021

La gastronomía de Oaxaca es principal atractivo para visitantes nacionales e internacionales

 

• En el país y alrededor del mundo, la gastronomía oaxaqueña es reconocida por la diversidad de sus sabores e ingredientes únicos

Oaxaca de Juárez, Oax. 29 de julio de 2021.- Toda aquella persona que llega a Oaxaca y visita sus mercados, recorre los pueblos en sus días de plaza, come en sus restaurantes, fondas y conoce las mezcalerías, vive una experiencia de intensos sabores y aromas que jamás olvida.

Si se hiciera una lista de las comidas más deliciosas de Oaxaca, habría un número inimaginable de estas, pues las posibilidades que nacen con todos los ingredientes que la tierra y los mares de la entidad ofrecen, son infinitas; hierbas, maíces, frijoles, chiles, insectos, mariscos, bebidas como el mezcal y muchos más, se utilizan en un sinnúmero de recetas a lo largo de las ocho regiones.

Gracias a todo el conjunto de tradiciones y costumbres ancestrales que existe en Oaxaca, hay una cocina diversa, reconocida no solo en el país, sino también en ciudades extranjeras; y desde diferentes latitudes, las personas emprenden el viaje hacia la tierra de la Guelaguetza para experimentar por sí mismas lo que han escuchado de esta comida, también para revivir experiencias o descubrir por qué la gastronomía oaxaqueña es Patrimonio Cultural de la Humanidad.

El chef Alejandro Ruiz de Casa Oaxaca, con una de las trayectorias más reconocidas en el estado, en el país y en distintos escenarios internacionales; indica que hace 10 años cuando le preguntaban las razones por las cuales las personas viajaban a Oaxaca, él respondía que en tercer lugar se encontraba la gastronomía, pero hoy, asegura que la mayoría de las personas visitan el estado principalmente para probar la comida oaxaqueña.

Considera que a nivel internacional Oaxaca se posiciona en los primeros lugares en cuanto al rubro gastronómico, y que como un día lo dijo su colega, el chef Jonatan Gómez Luna, originario de la Ciudad de México, Oaxaca es la “despensa de México”, refiriéndose a que dentro de la república mexicana, incluso en otros países, se encuentran en los menús, ingredientes como rosita de cacao, chile chilhuacle, hierba de conejo, entre otras.

Este posicionamiento también se refleja en las distinciones internacionales que la gastronomía oaxaqueña ha recibido, como en el año 2019, cuando le entidad fue elegida como Mejor Destino Gourmet por los premios de la revista Food and Travel.

Así como en las distintas iniciativas para promover la gastronomía como Oaxaca Flavors El Saber del Sabor, festival impulsado por el mismo Alejandro Ruiz; o el más reciente, Oaxacalifornia donde se reunieron chefs del estado de Baja California y Oaxaca para intercambiar y mezclar platillos de cada entidad.

En el marco de este último festival que se celebró en diferentes restaurantes de la ciudad de Oaxaca del 20 al 25 de julio, el chef Javier Plascencia, uno de los participantes, considerado un embajador de la gastronomía de Baja California, reconocido en el país y el extranjero, expresó que México es un destino gastronómico importante, que la gente viaja en busca de restaurantes o cocineros.

Al encontrarse en una de las ciudades fronterizas más importantes del mundo, el chef Plascencia destaca que personas de todas partes llegan por primera vez a México cruzando la frontera de Tijuana y de inmediato preguntan por la gastronomía oaxaqueña y las cocinas milenarias.

En este mismo contexto, la chef oaxaqueña Olga Cabrera Oropeza, resaltó que la cocina oaxaqueña es una cultura viva, de las más grandes que persiste y seguirá a través de los años y que en la actualidad se encuentra situada en el nivel más alto que el sector gastronómico se pudo haber imaginado, por lo que se tiene la responsabilidad de continuar promoviendo la comida oaxaqueña para que en el país y en el mundo se siga reconociendo.

Oaxaca es una de las entidades en el país que tiene al turismo como una de las principales actividades económicas; año con año visitantes nacionales e internacionales arriban a los principales destinos turísticos como la Ciudad de Oaxaca, Huatulco y Puerto Escondido; a los pueblos mágicos, rutas turísticas, zonas arqueológicas y reservas naturales.

Hoy, también el estado se posiciona como un importante destino gastronómico: la gente viaja para comer en Oaxaca, para beber mezcal y llevarse tlayudas, chapulines, quesillo o cualquier producto que sea posible para seguir disfrutando su sabor desde cualquier lugar.

Hechos y nombres / PRI: la traición de los gobernadores

 

Alejandro Envila Fisher

El futuro del PRI está condicionado por una palabra: lealtad. El PRI perdió en junio todas las gubernaturas que tenía en su poder por dos razones: la profundidad de su desprestigio, derivada más de su soberbia que del fracaso de los gobiernos que encabezó, y la falta de lealtad de sus gobernadores salientes, quienes mayoritariamente optaron por pactar con los representantes locales de la 4T para evitar una persecución judicial o, en el mejor de los casos, para conseguir una invitación personalizada y reciclarse, ahora como morenistas, en un lucrativo entramado gubernamental que cambia de colores y partidos, pero no de prácticas ni de personajes.

En los últimos 30 años, desde 1988, cuando el pluripartidismo llegó, se volvieron comunes los travestis de la política. El más afectado de los partidos fue el PRI porque era el más grande. Desde la ruptura de la Corriente Democrática en 1987 por una diferencia esencial de proyectos: estatismo contra neoliberalismo, los desprendimientos han sido una constante en ese partido.

Pero en 2021 la espectacular caída del PRI no se debió a ninguna ruptura abierta. Lo que ocurrió entre la derrota de José Antonio Meade, en 2018, y el estrepitoso retroceso en los comicios intermedios de 2021, fue un lento, oculto y subrepticio desmembramiento operado desde dentro.

El PRI no resultó el gran perdedor de la elección intermedia porque Andrés Manuel López Obrador tuviera un éxito arrollador como gobernante. De hecho, es increíble que el PRI perdiera todas las gubernaturas que estaban en juego ante resultados de gobierno tan discretos por parte de Morena: economía contraída desde que arrancó el sexenio, desempleo al alza, un nivel de inflación creciente y preocupante, sistema de salud colapsado por el cambio del Seguro Popular al INSABI, violencia desbordada como nunca en el país, y una pandemia que no cede.

La derrota priista es multifactorial, pero hay dos elementos que destacan y no deberían ser ignorados porque tendrán impacto en la reconfiguración del mapa político y del sistema mexicano de partidos.

El primero es el desprestigio priista. En la segunda mitad del sexenio, (2015-2018), Enrique Peña Nieto y sus colaboradores se encargaron de dilapidar el prestigio, nombre e imagen, logrados con los avances de la primera mitad del mandato (2012-2015). Ahí están las reformas estructurales surgidas del Pacto por México que permitieron crecimiento constante durante el sexenio, en un mundo afectado por la recesión global. Entre 2015 y 2018 el dispendio del capital político ganado previamente por el PRI de Peña Nieto fue tan grande por descuidos, excesos, abusos, malos cálculos y también traiciones, que no solo perdieron en 2018 con un candidato presidencial sólido, tres años después son incapaces de ganar una elección desde la oposición, aún frente a una gestión de gobierno, la de Morena, carente de logros concretos.

El segundo factor tiene mayor peso y es más específico: La traición de los gobernadores priistas. El PRI perdió, también, porque la enorme mayoría de sus gobernadores y al menos una buena parte de sus dirigentes, operaron a favor de Morena. Estados como Sonora y SinaloaColimaSan Luis Potosí y hasta Campeche, son solo algunos ejemplos de esa entrega de las plazas.

Entre 2000 y 2012, fueron los gobernadores priistas: Patricio MartínezManuel Ángel Nuñez SotoEduardo Calzada, y algunos con fama de impresentables como Roberto MadrazoArturo Montiel o Humberto Moreira, quienes cohesionaron a ese partido y enfrentaron exitosamente a los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón.

Entre 2012 y 2018, el PRI llevó a los gobiernos estatales priistas a personajes que le ayudaron al gobierno federal de Peña Nieto a destruir el recién restaurado prestigio priista. Javier DuarteRodrigo MedinaCesar DuarteRoberto Borge, colocaron los primeros clavos en el ataúd del PRI de 2018. Después, Ignacio PeraltaClaudia PavlovichQuirino Ordaz, y Juan Manuel Carreras entre otros, coordinados por Alejandro Moreno, un dirigente nacional de talento político muy por debajo del promedio, se encargaron de negociar la entrega de las plazas, quizá a cambio de impunidad o de invitaciones a la 4T, al permitir que Morena operara a sus anchas y sin contrapesos en los estados donde era oposición.

Ahí, en la traición de sus gobernadores, está buena parte de la explicación de la estrepitosa caída priista frente a un partido sin logros de gobierno como Morena.

México requiere de nuevos partidos políticos, de nuevos referentes y sobre todo de una nueva cultura política. Parece que los tiempos del PRI se han agotado. Quizá a los verdaderos priistas, no los que negociaron la entrega de sus plazas, deban pensar en una refundación seria y a fondo, que elimine de las boletas electorales, para empezar, el nombre y los colores de su organización, y aproveche lo que queda de ella para formar un partido nuevo, ciudadanizado, con ideas acordes al mundo de hoy, dispuesta a pelear por el centro político, que deje atrás la visión patrimonialista de la política y que sepa diferenciarse, tanto del PAN de hoy que tiene su propia crisis, como de una supuesta izquierda morenista que ni es socialdemócrata ni tampoco es comunista, simplemente porque no es izquierda.

@EnvilaFisher

miércoles, 28 de julio de 2021

Ante el Senado, Roberto Salcedo Aquino presenta su plan de trabajo para la Secretaría de la Función Pública

 

● Comparece ante comisiones unidas del Senado de la República para su ratificación como titular de la dependencia
● Asevera que se ejercerán al límite y con responsabilidad las facultades de control, inspección, regulación, rendición de cuentas y fiscalización para el debido cuidado de la hacienda pública en favor de la ciudadanía
● Manifiesta que “honraremos nuestra misión y, en su momento, entregaremos una institución más profesional, más eficaz, más íntegra y más útil a la nación”

Ciudad de México, a 28 de julio de 2021.- Al comparecer ante las Comisiones Unidas de Gobernación y de Anticorrupción, Transparencia y Participación Ciudadana del Senado de la República, Roberto Salcedo Aquino presentó el plan de trabajo para su ratificación como titular de la Secretaría de la Función Pública, y señaló que “nos proponemos consolidar un sistema de fiscalización integral que evite las desviaciones, las deshonestidades y la incompetencia, y que encienda las sirenas de alarma ante la presencia de cualquier acto de corrupción o de ineficiencia”.

Expuso que su plan de trabajo está basado en los programas Nacional de Combate a la Corrupción y a la Impunidad, y de Mejora de la Gestión Pública 2019-2024, que es transversal para toda la Administración Pública Federal (APF), y Sectorial de Función Pública 2020-2024, para fortalecer las capacidades institucionales de la dependencia, normar el pleno ejercicio de sus facultades y establecer las estrategias y líneas de acción.

Señaló que el esfuerzo realizado en todas las vertientes del primero de los programas se aprecia en los indicadores publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), que muestran que la confianza en el gobierno federal de 2017 a 2019 se incrementó de 25% a 51%.

En cuanto al Programa Sectorial, pueden mencionarse, entre otros avances, la puesta en operación del sistema de Alertadores Internos y Externos de la Corrupción, el fortalecimiento de la Contraloría Social y la conformación del Padrón de Integridad Empresarial. Además, se puso en marcha el proceso de fiscalización en la APF y se realizaron visitas de control preventivo a los programas prioritarios del gobierno federal.

Indicó que la Secretaría de la Función Pública cuenta con programas de trabajo sólidos, y tiene convicción en su cometido, por lo que “ejerceremos al límite y con responsabilidad nuestras facultades de control, inspección, regulación, rendición de cuentas y fiscalización para el debido cuidado de la hacienda pública en favor de la ciudadanía a la que servimos”.

Afirmó que dichos programas permiten identificar y administrar los riesgos institucionales y anticipar situaciones de incumplimientos, además de advertir malos manejos de los recursos públicos, evitar desperdicios y dispendios e inhibir la comisión de conductas indebidas.

Salcedo Aquino resaltó la importancia de que la Secretaría de la Función Pública organice y coordine el sistema de control interno para que se cumplan con eficiencia las metas establecidas en el Presupuesto de Egresos, con eficacia el logro de objetivos, con economía la operación austera, con transparencia un gobierno abierto y con honradez la ética y probidad pública.

Indicó que ante la obligación de la Secretaría de la Función Pública de colaborar en el marco de los sistemas nacionales Anticorrupción y de Fiscalización, consideró necesario vigorizar el funcionamiento del primero y consolidar el segundo mediante la coordinación de los 32 órganos estatales de control y los órganos de fiscalización superior de los congresos estatales, con la finalidad de que los actos de fiscalización sean homogéneos en metodología, rigor técnico e intencionalidad, para optimizar los resultados.

“Honraremos nuestra misión y, en su momento, entregaremos una institución más profesional, más eficaz, más íntegra y más útil a la nación”, manifestó Salcedo Aquino.

Luego de su presentación, Roberto Salcedo Aquino contestó las preguntas de los grupos parlamentarios representados en el Senado de la República.

Virus y polución

 

Héctor Herrera Argüelles

“Nada se olvida más que una ofensa, y nada más rápido que un favor”:

Martin Luther King

La zona metropolitana del Valle de México es una de las más pobladas del mundo. En conjunto habitan la región más de 22 millones de habitantes. Desde el 2016 y hasta el 2020, la zona ha tenido más de 1200 días con una mala calidad del aire. Es decir, el 80 por ciento.

Por diversas razones, la región es una de las más contaminadas en todo el planeta, y esto viene a cuento, porque un nuevo estudio plantea que la exposición a la contaminación del aire durante un tiempo prolongado puede estar relacionado con el 15 por ciento de las muertes atribuibles al Covid-19 en todo el mundo. La situación se complica en las urbes más pobladas y contaminadas como es el caso de la CDMX y su zona metropolitana.

Desde el 27 de febrero del 2019 cuando inició la pandemia en México, tanto la CDMX como el EDOMX, son las entidades que han acumulado el mayor número de casos acumulados, casos activos y defunciones por complicaciones asociadas al virus. La vulnerabilidad asociada al virus se ha asociado con las personas mayores, y aquellas que padecen enfermedades como diabetes, hipertensión, VIH, cáncer, obesidad y enfermedades respiratorias.

Sin embargo, el estudio elaborado por investigadores de siete centros de estudio entre ellos, el Instituto Max Planck de Alemania, y la Escuela de Salud Pública de Harvard, aporta una nueva variable para entender un factor epigenético de mortalidad asociado al CV-19: la polución ambiental.

Los especialistas indican que la mala calidad del aire, especialmente por partículas finas (PM 2.5) que flotan en la CDMX, es uno de los principales factores de riesgo “responsable de muchas muertes en exceso” provocadas por el virus.

El estudio publicado en la Revista Cardiovascular Research de la Sociedad Europea de Cardiología lanza los primeros datos que vinculan la contaminación del aire, el SARS-COV2 y la Covid-19.

Algunas de las conclusiones del estudio estiman que el 27 por ciento de las muertes por el coronavirus en el este de Asia pueden atribuirse a la pésima calidad del aire. En Europa, esta proporción alcanza el 19 por ciento, y en América del Norte, el 17 por ciento.

Los resultados han impulsado a los investigadores a demandar “una motivación adicional para combinar políticas ambiciosas que reduzcan la polución ambiental con medidas para controlar la transmisión del virus”. A nivel mundial, los niveles de contaminación se atribuyen entre un 50 y un 60 por ciento, a la utilización de los combustibles fósiles, proporción que ha impreso un paso vertiginoso al cambio climático global.

Hace algunos años, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental había advertido lo que la Sociedad Europea de Cardiología ahora empieza a confirmar que, las partículas PM 10 y PM 2.5, entre otras, además de las bacterias que flotan en el aire, son extremadamente peligrosas para la salud humana.

En este contexto, relacionar el SAR COV2, la contaminación, el cambio climático y la mortalidad humana, no es un tema conspiracionista sino uno de sobrevivencia. El homo sapiens a ritmo de inconsciencia ha roto progresivamente los equilibrios con la naturaleza, lo que invita necesariamente a una redefinición de modelos económicos y sociales.

Esta pandemia suma más de 240 mil decesos asociados al virus. El futuro nos depara una nueva pandemia. ¿Qué haremos entonces para reducir los riesgos?

De la libreta

° El Director del IMSS, Zoé Robledo, y la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, están construyendo un frente para contrarrestar la influencia del canciller Ebrard en el gabinete. Hay señales de que el frente está alentado desde Palacio Nacional.

° Ocho entidades concentran el 57.4 por ciento de los feminicidios en el país. Morelos, Sonora, Quintana Roo, Colima, Jalisco, Sinaloa, San Luis Potosí y Chiapas.

° Finalmente, 17 meses después, el gobierno decide adoptar como política pública el uso de cubrebocas para combatir la pandemia. El nuevo semáforo epidemiológico indica que, incluso en semáforo verde, es necesario utilizar la mascarilla en espacios públicos cerrados en donde resulta difícil mantener la sana distancia.

@HéctorHerreraAR

Oaxacalifornia, el festival que exploró nuevas experiencias gastronómicas

 

• La pasión por la gastronomía dio lugar a Oaxacalifornia, un festival de sabores ancestrales, ingredientes mediterráneos y los chefs más representativos de Oaxaca y Baja California

Oaxaca de Juárez, Oax. 27 de julio de 2021.- Dos culturas gastronómicas se fusionaron y surgió una fiesta de olores, sabores, colores y texturas; también de hermandad, inspiración y pasión por la cocina, por los ingredientes de la tierra y del mar: Oaxacalifornia, es el concepto bajo el cual la gastronomía de Oaxaca y Baja California se encontraron para celebrar la riqueza culinaria.

En la ciudad de Oaxaca se realizó este festival del 20 al 25 de julio que reunió a chefs de la entidad oaxaqueña y del estado de Baja California Norte, quienes ofrecieron al público, cenas y comidas en los diferentes restaurantes anfitriones como Casa Oaxaca, Origen, Pitiona, Restaurante Sin Nombre, Zandunga, Oaxacalifornia, Sabina Sabe, La Olla, Las Quince Letras, Mustekala y Tierra del Sol.

La idea de Oaxacalifornia nació entre la plática, la cocina y el intercambio de saberes cuando el chef Alejandro Ruiz de Casa Oaxaca visitó el restaurante Piedra Santa del chef David Alarcón en Tijuana; y en conjunto con los chefs Benito Molina y Antonio de Livier se concibió este concepto al que se sumaron chefs, hombres y mujeres, representativos de cada estado para experimentar todas las posibilidades de sabores.

Tanto Oaxaca como Baja California son dos destinos gastronómicos importantes de México, pero son “dos Méxicos diferentes”; así es como lo percibe el chef Alejandro Ruiz, en el sentido de que ambas gastronomías son muy diferentes en cuanto a las técnicas de cocina, las tradiciones y la cultura.

Mientras que la comida oaxaqueña parte de las tradiciones ancestrales, las recetas que pasan de generación en generación y de los ingredientes endémicos; en Baja California, se habla de una cocina nueva, con productos del mar de alta calidad, ingredientes mediterráneos e influencias de distintas partes de México y del mundo que llegan a esta ciudad fronteriza.

Compartieron saberes y sabores

Enseñanza, aprendizaje y cariño es lo que se lleva de Oaxacalifornia el chef Javier Plascencia, uno de los más reconocidos en la escena gastronómica de Baja California, quien se encuentra en constante búsqueda de ingredientes y sabores únicos; promotor de la producción local, desde vinos y cervezas, hasta productos de granjas orgánicas.

El creador de los restaurantes como Finca Altozano y Animalón, reconoce que Oaxaca es una región llena de ingredientes incomparables, muchos de ellos nuevos para los chefs de su entidad, pero con los que están experimentando y al mezclarlos con sus productos, surge un plato interesante, rico e importante; una fusión de culturas gastronómicas que considera, es un ejemplo que todas las regiones de México deberían probar.

Este encuentro representó para las y los cocineros la hermandad entre los dos estados, tal como lo definió Rodolfo Castellanos, chef oaxaqueño propietario del restaurante Origen, quien destacó que esta fue una oportunidad para mostrar la riqueza invaluable de cada entidad y enriquecerse con las experiencias de cada cocinero y cocinera.

Oaxacalifornia es una mezcla perfecta, un contraste fuerte entre la cocina ancestral, tradicional, con una cocina reciente, pero con productos de muy buen nivel, señala Ruffo Ibarra, uno de los chefs invitados, quien con su concepto Calibaja en su restaurante Oryx Capital en Tijuana, presenta una propuesta gastronómica en la que reúne los sabores de California y Baja California.

Coincide también el chef oaxaqueño Israel Sosa González del restaurante Oaxacalifornia, que aún con el distinto trasfondo cultural de cada una de las expresiones culinarias; los dos polos gastronómicos se complementaron con los conocimientos y propuestas de cada chef, donde compartieron el gusto por el buen comer.

Esta fue la segunda fase de Oaxacalifornia, pues en el marco de este intercambio las y los cocineros oaxaqueños fueron recibidos en las cocinas de Tijuana y el Valle de Guadalupe en Baja California a principios de este mes de julio; desde la experiencia del chef David Alarcón de Piedra Santa (Tijuana) y la Casa de la Tlayuda (CDMX), las y los visitantes disfrutaron de todo el festival de sabores que las dos entidades aportaron, con el objetivo de que este evento crezca y se consolide año con año.

Oaxaca también fue representada por, Olga Cabrera (Tierra del Sol), José Luis Sosa (Mustekala), José Manuel Baños (Pitiona), Gerardo Carrera (Sabina Sabe), Celia Florián (Las Quince Letras), Pilar Cabrera (La Olla), Israel Loyola (Restaurante Sin Nombre) y Aurora Toledo (Zandunga).

De Baja California, Miguel Ángel Guerrero (La Esperanza BajaMed), Oso Campos (Tras/Horizonte), Oswaldo Flores (La Corriente), Rael Coronado (Sea 180), Joe Figueroa (La Carmelita), David Castro (Fauna), Juan Cabrera (Casa Tijuana), Rafa Magaña (Campera) y Alfredo Villanueva (Villa Torél).

lunes, 26 de julio de 2021

Esfera Pública / Otra forma de abordar el problema de la delincuencia

Christián Gutiérrez

Ya es muy común escuchar acerca de historias de terror por el nivel de violencia en México, y en Michoacán, en particular. Esto es ya un “lugar común” en el país, sin embargo, lo mismo sucede con declaraciones de algunos actores políticos y sociales que aseguran que, coordinarse entre gobiernos, desmilitarizar al país, elevar la pena de cárcel o implantar la pena de muerte, serían de las pocas “soluciones” al problema de inseguridad pública que se vive.

El problema, es que tenemos muchos años respondiendo lo mismo y no sucede demasiado.

Para darnos una idea, en el primer semestre de este año 2021, al menos 15 de las 32 entidades de la República mexicana presentaron focos rojos por delitos del crimen organizado, con tasas muy altas en homicidio, secuestro, extorsión, narcotráfico y robo de vehículo; Michoacán, está en la lista de estas 15 entidades.

La tasa de homicidio, fue de 28 por cada 100 mil habitantes. Es decir, de las más altas del mundo, solo debajo de El Salvador, Honduras, Venezuela, Sudáfrica y Brasil; y algo aún más significativo, es que el 80% de estos homicidios, tuvieron relación directa con el mercado negro de las drogas y le corresponden al gobierno federal, que decidió no intervenir en el fenómeno.

Si la realidad es ésta, ¿se puede hacer algo diferente para disminuir el problema? Sí, y parto respondiendo a una pregunta: ¿El delincuente nace o se hace? Es necesario saber esto, para iniciar un abordaje al tema desde otra perspectiva: la de la mente humana.

Pude charlar con la Licenciada en psicología y Maestra en Dificultades en el Aprendizaje, Julieta Gutiérrez Núñez, acerca de esto y me explicó algunas cosas por demás interesantes para comprender, desde el punto de vista psicológico, por qué la solución al problema de los delitos violentos en México, no está en elevar las penas, en la cadena perpetua o en la pena de muerte.

Les comparto fragmentos de la plática: Christián (Ch) Mtra., ¿cuáles pueden ser los motivos por los cuales delinque violentamente un delincuente? Julieta (Ju) Bien, hay que decir que la delincuencia es, en estricto sentido, “esa conducta resultante del fracaso del individuo al no adaptarse a las demandas de la sociedad en la que vive”, por ello, los motivos por los cuales delinque una persona son, entre otros:

Causas biológicas: Aquí se puede hacer mención de los llamados “Trastornos de inicio en la infancia, la niñez o la adolescencia”, en especial, el llamado trastorno por “Déficit de Atención con Hiperactividad”, como causa que genera problemas de conducta, que sumados a la impulsividad característica de este trastorno puede producir violencia, es decir, aquella persona que tiene problemas de conducta durante la niñez, está en mayor riesgo de convertirse en un adolescente y en un adulto violento. Aquí es muy importante hacer un esfuerzo para aportarle al niño hiperquinético con problemas de conducta, recursos terapéuticos oportunos e intensivos para evitar que se convierta en un delincuente.

Causas Psicológicas: En la actualidad la violencia se relaciona de manera consistente con un trastorno de personalidad llamado “Trastorno Antisocial de la Personalidad”. La característica esencial de este trastorno es un patrón general de desprecio y violación a los derechos de los demás; esto puede comenzar en la infancia o en el principio de la adolescencia y puede continuar en la edad adulta. Este patrón también ha sido denominado “Psicopatía” o “Trastorno Disocial de la Personalidad”. Estas personas suelen ser inteligentes y pueden aparentar ser personas normales, pero al mismo tiempo podrían estar planeando algún acto delictivo sin exhibirlo.

Causas sociales: La desigualdad económica es causa para que el individuo desarrolle desesperanza. El hecho de una imposibilidad para progresar socialmente sí causa, en algunos casos, violencia; la frustración se suma a la evidencia de que no hay otra alternativa para cambiar el destino personal. Esto no quiere decir que la pobreza ocasione mayor delincuencia, solamente es una de las muchas causas por las cuales la persona puede llegar a delinquir.

El sistema educativo: La falta de educación puede ser otro catalizador de la delincuencia, ya que el niño que no tiene cierta educación, aunado al ocio, puede encontrar un detonante para delinquir violentamente (no ocupar la mente en algún trabajo o estudio, suele ser muy pernicioso).

(Ch) Elevar las penas o implantar la cadena perpetua ¿puede llegar a frenar este fenómeno social? (Ju) Recordemos algo, el psicópata no tiene conciencia moral, no tiene sentimientos de culpa, por lo tanto, el estar más o menos años en prisión no frenará esta situación. Lo que es más, en prisión se aprenden cosas más negativas. Más bien hay que crear programas de efectiva rehabilitación dentro de las prisiones, pero siendo honesta, poco cambiaría la situación, ya que debe ser un trabajo integral en donde se cultive a las personas desde su infancia, dándoles mejor educación, siendo guías, observando su desarrollo y dándoles todo el apoyo que estos necesiten. Lo más recomendable es educar y crear una “Cultura de Prevención”.

(Ch) ¿Cuáles pueden ser las acciones concretas para evitar la proliferación de delincuentes violentos? (Ju) Varias, por ejemplo: a) La prevención, es decir, educar a las personas para evitar todo tipo de circunstancias adversas o, por lo menos, tratar de hacerlo para reducir el índice delincuencial; b) Ampliar las oportunidades para acceder a espacios de recreación, esparcimiento o formación para el trabajo; esto ayudará a tener ocupados a los niños y adolescentes para que estén pensando en cosas positivas; c) Desarrollar programas para apoyar a las familias y a la comunidad en el cumplimiento de sus funciones referidas a criar y educar a sus hijos en un ambiente de confianza y comprensión; d) Que en la escuela y en el hogar existan reglas claras; si se observa en el hijo o en el alumno alguna conducta fuera de lo normal -en especial de conducta-, es importante canalizarlo con un especialista para erradicar esa conducta; e) Darle a este tipo de personas recursos terapéuticos oportunos; f) Tener gente preparada en las escuelas para que no solo se eduque al alumno, también a todo su entorno, comenzando con los padres de familia; f) Al niño y adolescente, darles oportunidad de una buena educación, en donde se sientan personas capaces de realizar cualquier actividad y en donde se den cuenta que a través del esfuerzo y del trabajo se pueden conseguir cosas; g) Se tiene que trabajar con la familia, los docentes, los hijos, los alumnos, en suma, educar todo el tiempo y en cada momento.

Lo que nos dijo la psicóloga debe llamar a la reflexión de autoridades, políticos, medios de comunicación y a la propia sociedad civil. Debemos plantearnos, si es con una Guardia Nacional, con más militares en las calles, con más líderes militares con negocios y obra pública, con “coordinación interinstitucional”, con más patrullas, con más exámenes de control y confianza, con más capacitación, con más tecnología, con gobiernos “alineados” de un mismo Partido, con más programas y fondos para seguridad ciudadana, etc., como se podrán disminuir en verdad los problemas de inseguridad que tenemos en Michoacán y en todo el país.

¿De qué otra manera deberían abordar los políticos y las autoridades el fenómeno de la violencia y delincuencia? Aquí les dejé respuestas.

Por cierto, esta entrevista la hice en el año 2008 y se publicó con el título: Prevención o cadena perpetua: ¿por qué delinque el delincuente?

¿Ya habrán cambiado las cosas?

* El autor es consultor, estudia la maestría en Comunicación, tiene estudios de doctorado en Política, de maestría en Neuromarketing, de maestría en Ciencia Política y de licenciatura en Derecho.

WhatsApp: 443 3181742

 
Copyright © 2014 Libertas