.

Columnas

NOTA PRINCIPAL

López Obrador sostiene: No gustó la palabra 'bancarrota’, pero es real

CIUDAD DE MÉXICO. El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, sostuvo su afirmación que hace alusión a que el país enfrenta una sit...

Política

Estados

Economia

Global

martes, 18 de septiembre de 2018

Cañazos / El Metro necesita inversión

Arturo Bárcena Bazán

El Sistema de  Transporte Colectivo de la Ciudad de México, el famoso Metro, necesita urgentemente de una reetructuración en todas sus líneas.

Se anuncia que existe el proyecto de extender 4.5 kilómetros la líneas 12, iría de la estación Mixcoac  a Observatorio; 1.5 kilómetros tendría más la línea 9, la que va de Pantitlán a Tacubaya y de ahí se dirigiría también a la estación Observatorio, que será el centro de distribución de los pasajeros que provienen del nuevo tren interurbano procedente de Touca, además de que habrá de construirse una nueva línea para dar servicio desde Observatorio al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en funcionamiento desde 1930 en que se llamó Puerto Aéreo,, y al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en Texcoco, si es  que finalmente se construye y si no habrá que ir pensando en la construcción de Metro que comunique con la base militar de Santa Lucía,  donde el Presidente Electo ha propuesto la construcción de dos nuevas pistas, que den servicio a la aviación nacional e internacional.

La última versión, ya obsoleta, del Pan Maestro del Metro data de 1996, elaborado por la SCT y contempla que para 2020 la red del Metro deberá constar de 483 kilómetros, 17 líneas y 725 trenes. Hoy apenas tenemos 12 líneas, 226 kilómetros y 390 trenes, es decir alrededor del 50 por ciento de lo planeado.

Desde 2014 se iniciaron los estudios de ampliación de la línea 12, son 4.5 kilómetros, con dos estaciones más, la de Alta Tensión o Álvaro Obregón y la de Valentín Campa. El Gobierno Federal etiquetó, en principio, dos mil millones de pesos, según se  publicó en la Gaceta Oficial del entonces Gobierno del D. F del 28 de agosto de 2014  para obras del Metro y de estos millones 250 se destinarían para la ejecución del Proyecto Integral para la Ampliación del Metro Mixcoac-Observatorio.

La semana pasada, el director del Sistema de Transporte Colectivo (SCT), Jorge Jiménez Alcaraz, nada que ver con el futuro secretario de SCT Jorge Jiménez Espriú, indicó que los tres proyectos de ampliación de las líneas 12, 9 y el de crear un tren especial de Observatorio al Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México se han iniciado, aunque tocará a la próxima administración  de AMLO  llevar a cabo las obras de los 1.5 kilómetros de la línea 9, los que corresponden de Tacubaya a Observatorio.

Con todo lo anterior se vislumbra que la Estación Observatorio deberá ser objeto de fuertes inversiones, ya que será necesario ampliarla y distribuir los andenes de las rutas 12 y 9,que llegaran hasta esa ya saturada estación.

El  Presupuesto de 2019 se calcula será de cinco billones 677 mil millones de pesos, según anunció el subsecretario de Hacienda Gerardo Esquivel, serán 400 mil millones de pesos más que el aprobado para este 2018. Ahí habrán que tomase en cuenta los millones que necesita el Metro para ser un Metro seguro, eficiente y no tan solo eficaz.

El Metro solicita 18 mil millones de pesos para poder financiar los proyectos multianuales, según afirmó su director Jiménez Alcaraz.

Con estos aumentos en sus líneas, el Metro superará los seis millones de usuarios que actualmente traslada diariamente en todas sus líneas, algunas de las cuales contemplan diariamente problemas, ya sea en el atraso en sus corridas, en la descompostura de escaleras eléctricas, en la molestia que causan los vagoneros,  los cuales serían retirados según promesa que hizo el entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal y hoy senador de la República, Miguel ángel Mancera.

El Sindicato Nacional de Trabajadores del Sistema de Transporte Colectivo, el eterno Fernando Espino, uno de los líderes sindicales con mayor duración en el cargo, reconoce que es necesaria la inversión de mayores recursos para modernizar y ampliar las líneas del Metro, algunas ya obsoletas tras 49 años de brindar servicio, pues fue inaugurado por el Presidente Gustavo Díaz Ordaz y el regente de la Ciudad, Alfonso Corona del Rosal el 4 de septiembre de 1969, tiempo durante  el cual han laborado 38 mil trabajadores, de los cuales permanecen en activo aproximadamente 15 mil 400, los otros se han retirado o jubilado, según datos proporcionados por Espino.

Así que hasta ahora, lo único seguro es la terminación de la ampliación de 4.5 kilómetros de la línea 12, la 9 será responsabilidad de la próxima administración y la que conectaría con el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México está en veremos, depende si finalmente se construye el NAICM, lo que sí urge es dar seguridad tanto en el mantenimiento de vías, de trenes, como en lo referente a la seguridad. En los últimos meses han cambiado de corporaciones privadas para dar seguridad, se ha fracasado sobre todo en las líneas y estaciones de mayor afluencia: Pino Suárez, Zócalo, Hidalgo, Pantitlán, Cuatro Caminos, Observatorio. Lo único positivo en cuanto a seguridad, si es que se le puede atribuir a la vigilancia policiaca, es que el número de suicidios disminuyó a tan solo 22 de 2017 a los primeros ocho meses de este año. Se anuncia   que 342 policías de la Bancaria Industrial, reforzaran la seguridad en la línea 7.

Lo cierto es que tenemos un Metro deficiente, inseguro, inoperante en su número de corridas, con escasez de vagones y sin cumplirse la meta de 17 líneas, 483 kilómetros y 275 trenes.

Concatenaciones / Un año

Fernando Irala

Un año está por cumplirse del terremoto que semidestrozó la ciudad de México, distanciado a su vez treinta y dos años de aquel otro que constituyó un verdadero cataclismo, a grado tal que aún se notan algunas cicatrices de aquél del siglo pasado; del reciente se notan todas.

El sismo de 2017 literalmente pasmó a las autoridades capitalinas. Una vez más, la heroicidad de miles de voluntarios se hizo presente, y junto con la intervención de las fuerzas armadas y de la policía federal, fue posible organizar el rescate de víctimas debajo de los escombros, apoyar a los damnificados y arrostrar los peligros inmediatos.

Luego de días y semanas, en que la emergencia más inmediata pasó y los lugares más afectados en la capital retomaron cierta normalidad en su vida, quedó pendiente la larga tarea de reconstrucción.

Ha pasado un año y los avances se cuentan en forma muy breve. Los edificios semicolapsados o a punto del colapso han sido derrumbados casi todos, pero un centenar o tal vez más que resultaron inhabitables y requieren en la mayoría de los casos derribarse o entrar a un proceso de reforzamiento complejo y costoso, están como el primer día.

Lo anterior significa que miles de habitantes de esta ciudad no han podido recuperar el techo en el que vivían. Hay gente que ha sido recibida por familiares o amigos, otros que de plano han emigrado de la ciudad, y otros más en diversas situaciones precarias.

En la mayor parte de los casos los trámites para acceder a los programas de apoyo a la reconstrucción se atoran en el cumplimiento del papeleo necesario. En una ciudad y un país donde la cultura del orden y la legalidad no es lo más acendrado, resulta que hay propiedades intestadas, otras amparadas en simples contratos de compraventa o que por alguna razón no aparecen las escrituras, por hablar de los documentos más básicos.

Por esas y otras razones, las autoridades citadinas han sido lentas y poco eficaces en la reconstrucción. Lo más lamentable es que los damnificados perciben entre quienes llegarán en breve al gobierno de la capital aún menos disposición y compromiso.

Así se cumple el primer año. Habrá que ver cuántos más se cumplirán antes de finiquitar los pendientes que nos dejó el sismo.

Comentando / Parece que se conforma un Gabinete Montessori

* La Presidencia Electa “como dice una cosa, dice otra”

 Luis Repper Jaramillo*
lrepperjaramillo@yahoo.com

Parafraseando al Maestro Don Jesús Reyes Heroles (único priista decente y digno de recodar) “el engaño en política es tan difícil de ocultar como la verdad”. Me vienen a la mente discursos, arrebatos, promesas, compromisos de campaña que durante 15 años ha pronunciado el Presidente Electo de México, Andrés Manuel López Obrador, que pretenden ser verdades, pero a la vuelta de la esquina nos topamos con engaños, lo que podría echar abajo la confianza, credibilidad, admiración, respeto, entrega y voluntad para seguir apoyando, lo que nos lleva a pensar que esos más de 30 millones de votos (un hito en la historia electoral del país) podrían revertirse por tantos desaciertos que ha cometido, cuando aún le faltan 11 semanas para asumir el cargo Constitucional.

El gozo, puede irse al pozo ya que sus incondicionales, su primer círculo de poder ha cometido torpezas, errores, equivocaciones e inconsistencia, de las cuales –desde luego- está enterado Andrés… y no remedia, corrige o pone un “hasta aquí” a los responsables de  pifias y engaños que podría llegar a desencanto popular.

En primer lugar sus alfiles en el Congreso de la Unión, dieron la primera puñalada al proyecto morenista (léase Andrés Manuel) al solapar una violación a la Constitución cuando convirtieron ambos recintos legislativos en burdel, en donde negociaron a cambio de “algo” permitir al enano gobernador, gobernador con licencia, senador, senador con licencia, gobernador interino del Estado de Chiapas, Manuel Velasco Coello, permiso provisional en la Cámara Alta, para regresar a la entidad que (des) gobierna para “terminar” su obligación el 8 de diciembre y regresar al Senado.

En este enjuague, Morena toleró, negoció con el PVEM tales argucias para que en el periodo en que el “gobernador interino”, reciba de la federación (en la primera semana de octubre) 52 mil millones de pesos, de un Fondo público para apoyar a tres entidades del país altamente marginadas, pobres, miserables, abandonadas –entre ellas la de Velasco Coello- recursos que se supone debe invertir en obras sociales (lo que no hizo en 6 años simulará hacerlo en 2 meses y medio) para mejorar la calidad de vida de los chiapanecos.

Ese fue el interé$ que mostraron Ricardo Monreal (Senado), Mario Delgado (Diputados), Andrés Manuel (Presidencia Electa), Polevnsky (Morena), Manuel Velasco (Senado/Chiapas), Puente (PVEM) para venderle la licencia, aunque se haya violado la mismísima Constitución General de la República… razones de pe$o  aunque en ello vaya el descrédito de Morena y sus huestes.

Ya desde la conformación de su gabinete, aquí lo hemos escrito varias veces, el tabasqueño en su enorme soberbia, desoyó el rechazo social cuando “rescató” de la ignominiosa corrupción a dos detestables sujetos, Marcelo Ebrard (próximo Canciller… imagínese) y a Napoleón Gómez Urrutia (flamante y dignísimo Senador), quienes en su palmarés arrastran vergonzantes horrores de corrupción, fraude, indecencia, cinismo y opacidad. Andrés ignoró a la gente con su decisión.

Lo más reciente de sus pifias políticas las vienen dando, la Presidenta Nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, que como Madame del Vino Tinto, se ha desgarrado las vestiduras en contra del Gobernador Electo de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, a quien ha insultado y llamado traidor, porque el exfutbolista del América y de la Selección Nacional, no incluyó dentro de su gabinete, ni le otorgó la mitad de los cargos al ex senador morenista Rabindranath Salazar, muy allegado de la señora.

A tal grado es el cinismo y enfado de la mujer que se atrevió a decir en conferencia de prensa: “yo hubiera esperado del futbolista (término peyorativo) que le hubiera dicho a Rabin “aquí está el Estado que quieres” (o sea, es más importante el amigo, que un gobernador electo constitucionalmente). Sé el Secretario de Gobierno (Polevnsky dispone cargos públicos en un Estado, siendo sólo presidenta de un partido), ten la mitad de los cargos” (brutal, quiere la mitad de la administración del Estado de Morelos, por interés económico/político… letal).

“La mitad para Morena, la otra para nosotros y gobernamos de forma conjunta (repartición del erario público y gubernamental por órdenes de AMLO). Tristemente esto no ha sucedido” concluyó la declaración de la Madame de Morena. ¿Habrase visto cinismo y corrupción a tal grado? Sí. Sólo en los tiempos del priismo en su época dorada de la “Dictadura Perfecta”.

Otra joyita morenista, de la que, desde luego Andrés Manuel está enterado, y si no… Uuuujulé,  nos remontará dos sexenios atrás, el del panista Vicente Fox, quien sólo fue presidente de membrete, pues los seis años “el poder tras el trono” lo detentó “la señora Marta”: Marta Sahagún Jiménez, quien a cañonazos de Prozac mantenía a su marido atolondrado, semidormido, lento, mientras ella tomaba las decisiones desde la alcoba presidencial de Los Pinos.

Casi, casi, sucede lo mismo ahora. Ocurren cosas malas en esta presidencia electa y nada más no, resuelve, ordena o da el manotazo en la mesa Andrés Manuel, pues su séquito motu propio asume y decide qué hacer.

Otra más de Monreal Ávila y sus corifeos en el Senado de la República, recientemente presentaron ante sus similares la Propuesta de la Bancada de Morena, para nombrar al nuevo Fiscal General de la República, que sustituirá a la PGR, con la idea, dicen en su texto, de designar un Fiscal “autónomo”, “independiente”, “no sumiso” a decisiones u órdenes del Ejecutivo Federal.

Hasta aquí, bien… Pero la iniciativa vino tinto, es sucia y cómplice de lo que durante tres quinquenios Andrés Manuel ha criticado, atacado y calificado como Procuraduría General de la República “a modo”, a intereses políticos y económicos del Presidente en turno. Aja.

Bien. La intención de Morena viene mal de origen, pues desde las campañas presidenciales de López Obrador, quiere primero nombrar al Fiscal, después modificar la Ley y realizar una Reforma constitucional; es decir,  primero el sujeto y después las leyes. O sea, la pretensión del Presidente Electo es contar con un Fiscal “suyo” para adaptarle un reforma a la Ley de Procuración de Justicia y pueda manipularlo a su antojo.

El mismo día de la presentación de la Iniciativa, ante la presencia de organismos de la sociedad civil, ONG´s, juristas, constitucionalistas, Monreal Ávila neció su propuesta, situación que fue rechazada y criticada por las otras bancadas y los invitados especiales.

Tal fue el grado de inconformidad que las organizaciones sociales (quienes ayudaron a los morenistas a elaborar la propuesta) manifestaron su enfado porque la petición de modificar el Artículo 89 de la Constitución para garantizar autonomía a la Fiscalía fue ignorada por los senadores de Morena, por lo que “seguirá más de lo mismo”, pues el Presidente de la República conservará la potestad de remover al Fiscal, tal y como ha sucedido en todos los sexenios priistas y panistas. Es decir, desde el Ejecutivo Federal se maneja “a modo” a quien debe imparcialmente procurar e impartir justicia.

El texto del Artículo 89, Fracción IX de la Constitución dice “es facultad del  Presidente de México intervenir en la designación del Fiscal General de la República y removerlo, en términos de lo dispuesto en el Artículo 102, Apartado A, de esta Constitución”.

En su afán de imponer y conservar su mayoriteo legislativo, los Senadores de Morena rehúyen modificar este precepto, pues a insistencia de la sociedad y de los defensores de los derechos humanos, si no se enmienda dicho Artículo se corre el riesgo de sólo maquillar un reclamo popular y dejar “manos libres” a Andrés Manuel López Obrador a nombrar un Fiscal “a modo”.

Pero los morenos no pretenden acatar el deseo de los mexicanos y sus consecuencias, como “la verdad histórica”  en el caso de los 43 de Ayotzinapa, del ex procurador Jesús Murillo Karam y la indolencia e incapacidad de su sucesora Arely Gómez, que ignoró la investigación de la masacre de Iguala, Guerrero.

Pues bien, en las referencias señaladas, el otrora contestatario, agresivo, contundente, mordaz e inconforme “Peje” al haber obtenido lo que tantos años buscó, desoye, caya, bromea, no pone orden a lo que tanto protagonizó y que le diera en 2018 el más rotundo triunfo electoral… ¿No honrará su palabra?, convertirá a sus gabinetes en Instituciones Montessori, como ya se demostró en el Congreso de la Unión, o lo que pelea la Madame Vino Tinto, quien busca “repartir el pastel” en el gobierno del Estado de Morelos.

Este no es El Peje que todos conocimos. El poder lo cambió, pero ojalá hubiere sido para bien. Sus promesas de campaña duermen aun el sueño de los justos.

La desilusión social no tardará en manifestarse. Unos días dice una cosa y al siguiente recula. Como el de sus diputados en San Lázaro, que siempre no se bajarán el sueldo y ganarán más que el Presidente de la República. Que en el Senado, alharaqueó Monreal Ávila: se acabaron las viandas, el café, las galletas y las edecanes que cuestan muchos millones de pesos en presupuesto… ahora que siempre no, que seguirán las comilonas, las botanas y las chicas de buen ver que vuelven locos a los vejetes senadores.

¿Entonces qué, Andrés Manuel?,  eres o te haces… Te podrías convertir en un Chimoltrufio “como dices una cosa, dices otra”.

Pon cuidado, no conviertas un gobierno de esperanza en una administración Montessori. Hoy, si no es… así parece.

* Miembro de la Academia Nacional de Periodistas de Radio y Televisión (ANPERT) y de Comunicadores por la Unidad (CxU).

La gran oportunidad de Andrés Manuel

Fernando Hernández Marquina

En 2012, Enrique Peña Nieto se convirtió en Presidente Electo con 38.2% de votos de un universo de 50 millones de votantes activos y un porcentaje de 56% de aprobación según encuestas. Seis años después, Andrés Manuel López Obrador ganó la presidencia con 53.19% de votos en un universo de más de 56 millones de votantes activos, y una aprobación de 64%.

La comparación viene al caso porque al inicio de cada nuevo gobierno crecen las expectativas de la población por encontrar respuestas a los temas que el gobierno anterior dejó pendientes. Como ciudadanos, solemos entender las transiciones como el momento idóneo para emitir distintos juicios contra el Presidente saliente, en un ejercicio que es muy común pero también muy dañino para la democracia, puesto que solemos hacerlo de manera visceral, “como nos fue en la feria”, rezaría el dicho, y no con argumentos.

Siguiendo la comparación, y con los seis años del gobierno de Peña Nieto cerca de su conclusión, podemos hacer un balance sobre las cuentas que entrega a su sucesor y valorar los logros conseguidos con una validación electoral de alrededor de 20 millones de votantes, es decir, apenas una sexta parte de la población total del país. Sin afán de hacer un mártir de su figura, el Presidente Peña Nieto trabajó a contracorriente en más de un sentido, y no obstante a ello, logró el Pacto por México, un acuerdo político histórico, y concretó las Reformas Estructurales que han permitido que la economía se mantenga estable y que rubros con rezagos históricos hoy muestren avances claros.

Por primera vez en 18 años, desde la victoria de Vicente Fox, un Presidente Electo llega con el respaldo de un gran porcentaje de los mexicanos: 30 millones de votantes eligieron en las urnas a López Obrador y, de acuerdo con las encuestas, casi 80 millones de mexicanos respaldan su proyecto de nación, es decir, dos terceras partes de la población.

A lo anterior se suma la mayoría en el Congreso de la Unión obtenida por su partido y aquellos que conformaron la coalición que lo llevó al triunfo, así como el consecuente control de las cámaras y de 19 congresos locales. Su buena racha también incluye la luna de miel que se vive en este periodo de transición. Como se dice coloquialmente, “la mesa está puesta” para que López Obrador, su equipo de transición, su futuro gabinete y su partido entreguen resultados y cumplan las promesas que hicieron en campaña. Hoy tienen todo en sus manos, excepto pretextos.

La experiencia en el servicio público me permite mencionar que las labores del Estado son mucho más complejas de lo que se puede percibir de fuera, desde una campaña electoral, por ejemplo, y que toda propuesta puede quedarse pequeña cuando se tiene que implementar, entre contrapesos políticos y las expectativas de la población, para el bien de un país entero.

Las necesidades de México son numerosas: entre más de 120 millones de habitantes, con una pluralidad ideológica, política y económica asombrosas, muchas de las respuestas que se pretenda darles a esas necesidades parecerán insuficientes. Por ello la importancia de que el equipo de López Obrador aproveche estos últimos meses de transición para terminar de asentar su plan de gobierno y perfeccionar sus propuestas. Entender las causas y efectos de las políticas públicas podría convertirse en la gran oportunidad para el gobierno que iniciará labores el 1ero de diciembre.

Uno de tantos retos será evaluar de manera objetiva qué es lo que funcionó del gobierno de Peña Nieto, y partir de ello delinear el futuro con información precisa, valoraciones y en estricto apego al derecho, lo anterior para no caer en la tentación de las ocurrencias. Ser jefe de un Estado como el mexicano es muy complejo. Todos los días se toman decisiones difíciles, que pueden impactar de manera positiva o negativa a millones de personas.

El escenario, hasta ahora, parece menos alentador que esa elección marcada por los triunfos. Ese brillo con el que Morena llegó a la Presidencia y a las cámaras se va desdibujando mientras se enfrentan con la realidad. Su partido ofreció austeridad en el Congreso, pero está entregando recortes parciales y simbólicos (#TupperChallenge) al presupuesto; no logró recortar todos los gastos que prometieron tan pronto comenzaron a ocupar curules y escaños. Conforme pasen los días, se darán cuenta que no es tan fácil negociar, incluso como fuerza principal en el gobierno y en las cámaras. Se requiere mucho más que aplicar la “aplanadora”. Su mayor responsabilidad será enfrentar los retos y los contrapesos de manera responsable, aprender a negociar incluso desde la aparente comodidad que brinda ser el partido en el poder. López Obrador tiene una gran oportunidad en sus manos. No puede dejarla ir.

Es justo registrar también los logros de la presente administración. En lo personal y como ciudadano, reconozco y agradezco al Presidente Enrique Peña Nieto y a todos los servidores públicos federales que, de 2012 a 2018, se entregaron al trabajo por México; que de manera honesta y responsable se enfrentaron a diario con los enormes retos que llegaron a cada una de sus oficinas; que dieron sus horas y sus días por su país, por el bienestar de los mexicanos y por el proyecto en el que creyeron y al que le apostaron todo. A donde sea que se dirijan en el futuro les deseo el mayor de los éxitos.

Comentario a Tiempo / Tenemos Constitución y vanguardista

Teodoro Rentería Arróyave*

PRIMERA PARTE

Este lunes 17 de septiembre de 2018, es un día histórico para la Ciudad de México y sus habitantes, al entrar en vigor su Constitución Política, por cierto vanguardista en todos sentidos puesto que garantiza, como ninguna otra en el país incluyendo a la Federal, derechos sociales de avanzada.

Por ello mismo, también sin duda, tal acontecimiento abarca a todo el país, a Latinoamérica y a todo el mundo, puesto que esta primigenia Carta Magna de la Ciudad Capital, aparte de ser la más joven a nivel universal, mandata y preserva como ninguna otra, el respeto a derechos sociales sin marginaciones ya que incluye a los más necesitados y a los indígenas para sacarlos de su ancestral atraso.

En forma especial destacamos, ya que fuimos promotores, de la garantía constitucional del Secreto Profesional de los Periodistas; como lo dejamos ya escrito para la historia.

El gremio periodístico organizado: Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX; Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-MÉXICO; Club Primera Plana, CPP; Asociación Nacional de Locutores de México, ANLM, y su brazo académico, Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE, nos acercamos al grupo encargado de coordinar los esfuerzos para dotar a la Ciudad de su Carta Magna, que encabezó el ahora senador, Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega, y desde la primera cita recibimos el apoyo del mismo y hoy, es ya una realidad.

Esto pese a la impugnaciones ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, SCJN,  de la Presidencia de la República; de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, CNDH, de la Procuraduría General de la República, PGR, y otros organismo afines, quienes impugnaron más de la mitad del contenido de la Constitución ya aprobada, en otras palabras, trataron de invalidar el 66 por cierto de su estupendo trascendental contenido.

De las cuatro acciones de inconstitucionalidad que solicitaron, la Corte sólo invalidó 26 porciones de 11 artículos, y muy importante, preservó todos los derechos de que ya gozábamos todos los capitalinos.

Entre otros: interrupción legal del embarazo, todas las manifestaciones de convivencia familiar, el derecho a la muerte digna, uso medicinal de la marihuana.

Y nuevos derechos, del que destaca como ya lo apuntamos que el Secreto Profesional del Periodista, haya sido elevado a norma constitucional, además la revocación de mandato de los servidores públicos y la fundación de dos nuevos organismos: la Fiscalía General de la Ciudad, autónoma y el Parlamento Ciudadano.

Felicitémonos todos, no sólo los capitalinos, todos los mexicanos y latinoamericanos y demás ciudadanos de los países del mundo, porque esta Constitución de la Ciudad de México, sin duda alguna, será pionera para todas las entidades y países del mundo. CONTINUARÁ.

* Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana y Académico de Número de la Academia Nacional de Historia y Geografía, ANHG. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.org, y www.clubprimeraplana.org

Recuerda, mañana se activará la alerta sísmica

CIUDAD DE MÉXICO. El Gobierno de la Ciudad de México recordó a la ciudadanía del simulacro que se llevará a cabo este miércoles, a fin de conmemorar los sismos del 19 de septiembre de 1985 y de 2017, así como para promover los protocolos de seguridad por parte de la ciudadanía en caso de emergencias.

Mañana, el simulacro iniciará con un homenaje a las personas fallecidas en ambos terremotos con un acto simbólico que consiste en guardar un minuto de silencio a las 13:14:40 horas y la activación de la Alerta Sísmica iniciará a las 13:16:40 horas.

De acuerdo con el gobierno local, las y los ciudadanos pueden acceder a información sobre las medidas de seguridad en sus hogares llamando a la línea telefónica LOCATEL al 56 58 11 11.

También pueden consultar el sitio de Protección Civil y registrar su vivienda para participar en el Simulacro CDMX 2018, del cual se coordina una estrategia para procurar el bienestar común y advertir los riesgos que se encuentren en la zona de ubicación.

Detalló que los simulacros sirven para prevenir a la ciudadanía sobre los riesgos que ocasionan diferentes emergencias. Debido a las características de la capital, la cooperación entre vecinos, residentes y personas visitantes es indispensable para proteger la integridad en conjunto de todas y todos.

Por ello, se invita a la población a consultar las recomendaciones generales y líneas de protección para hacer efectiva la organización civil ante cualquier adversidad.

A través de su página de Internet, el gobierno capitalino detalla el procedimiento para registrar el inmueble que intervendrá en el simulacro, donde al final del mismo se otorgará una constancia de participación.

Fuente: Excelsior.
 
Copyright © 2014 Libertas